Redacción/ SIPSE
PLAYA DEL CARMEN.- De acuerdo con especialistas en nutrición del Sector Salud, durante temporada navideña se puede subir entre tres y cinco kilos, principalmente por el consumo excesivo de refresco, pan y platillos con exceso de grasas.

Afirmaron que se consumen de dos mil 500 a cuatro mil calorías por día y que cada familia puede evitarlo, llevando una alimentación equilibrada, “no se trata de no comer tal cosa, se trata de comer porciones pequeñas y acompañarlas con alimentos más saludables, como ensaladas”, dijo María Guadalupe Contreras, especialista en nutrición, con residencia en Playa del Carmen, Quintana Roo.

También te puede interesar: Registran alzas productos de la canasta básica

Nutriólogos recomiendan a la población, disfrutar de las fiestas y posadas con moderación, realizar actividad física para quemar las calorías extra, y en caso de tener alguna duda o requerir recomendaciones, acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF), donde especialistas en Nutrición pueden asesorarle.

Por su parte nutriólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirmaron que en México existe una gastronomía variada y por ello siempre se puede optar por preparar los platillos de forma más saludable.

Consideran que en esta temporada, se pueden aumentar hasta cinco kilogramos, por el consumo diario de calorías y por ello, “se recomienda el consumo de carnes blancas en lugar de las rojas, en el caso de los llamados platos fuertes, como el pavo, pollo, el bacalao. El consumo de pastas debe ser por porción en un tazón pequeño y optar por una mayor cantidad de ensalada para quedar satisfechos”.

Respecto a los postres, se puede consumir una porción pequeña; “la clave está en no privarse de los alimentos, pero sí, consumirlos de forma adecuada y equilibrada”.

Los especialistas coinciden en que diciembre es para muchos una época de vacaciones, pero es importante no dejar la actividad física y comer sanamente todos los días.

En el caso de las bebidas se recomienda consumir un vaso y seguir con agua simple. Si se toman bebidas alcohólicas siempre con moderación. El whisky, ron, tequila y cerveza, por ejemplo, son los más calóricos; una copa de Champagne, vino tinto o blanco, son los que tienen menos calorías.

Al preparar los alimentos, se debe moderar el consumo de sal y azúcar. La carne se debe preparar asada, horneada, o cocida y evitar freír.