Faride Cetina/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Concluyó la temporada de presentaciones de la puesta en escena “El diablo tiene tinder”, una producción de La Fragua Producción Escénica y el grupo de teatro La Bambalina, quienes se presentaron en la Casa de la Cultura los domingos 3, 10 y 17 del mes en curso.

En entrevista exclusiva para Novedades Quintana Roo, el escritor y director de la obra, Óscar López, compartió que él y sus compañeros de escena están muy contentos, pues concluyeron las presentaciones con gran éxito, en la última actuación la asistencia disfrutó de tamales y rompieron una piñata.

También te puede interesar: Ana Espinola es la Playmate de diciembre

Toda la historia se suscita en la Plaza de la Reforma y Villas Otoch.

''Esta es una pastorela cancunense, pues el objetivo es que la gente se identifique con los personajes, y en este caso ‘Bato’ es el encargado de llevar a los pastores a conseguir trabajo en Cancún, pero ellos y Abelardo, un ángel muy inocente y millenial que debe anunciarles la llegada del Niño Dios, son engañados por Asmodeo, un demonio con más experiencia que confundirá a todos con la ayuda de la tecnología”, compartió el entrevistado.

Mal uso de la tecnología

Toda la historia se suscita en la Plaza de la Reforma y Villas Otoch, entre otros lugares emblemáticos de la ciudad, y abordan de manera pícara y divertida, pero para toda la familia, el tema del mal uso de la tecnología, la inseguridad que actualmente vivimos y la poca respuesta de los cuerpos policíacos que deberían estar protegiendo a la ciudadanía.

“Hicimos esta pastorela como un festejo de fin de año, y participamos algunos de los que hacemos teatro en este núcleo, estuvimos varios actores y disfrutamos mucho la puesta en escena que armamos en un mes, pues tomamos los últimos sucesos del año”, detalló.