Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Las oficinas del Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEEA) en Bacalar permanece invisible para los ciudadanos, la coordinación funciona en un edificio sin logotipos y en una plaza comunitaria que asemeja a una vieja bodega, con goteras y mobiliario desvencijado.

Eliu Omar Koyoc Pech, activista ciudadano, señaló que el IEEA prácticamente es un ente desapercibido, porque sus oficinas no están señalizadas, hace un año ocuparon una vivienda antigua como plaza comunitaria ubicada en el centro de la ciudad, donde se supone los usuarios reciben clases.

También te puede interesar: Entregan tercera beca Iapqroo a la profesionalización

En una visita al lugar, se pudo constatar que en la entrada luce una pequeña lona empolvada, pedazos de cartón cubren las puertas que carecen de cristales, el equipo de cómputo es obsoleto cubiertos con lonas, equipos de aire acondicionado sin instalar, fierros y sillas desvencijadas por doquier.

En la entrada, una cubeta recolecta el agua de lluvia que proviene de las goteras, de acuerdo con algunos usuarios, se trata de una antigua vivienda que acondicionaron, pero a un año de distancia cuentan con deficientes instalaciones eléctricas por ello el equipo de aire acondicionado está desperdiciado.