El punto de innovación en este siglo XXl ha sido grandioso, muchos frutos que las personas desean lograr, y en uno de ellos nos situamos en querer registrar una marca, una propia donde podamos expresar lo que queramos, pero hay muchos impedimentos en esa trayectoria con nuestros pensamientos dubitativos ¿Será difícil?, ¿Qué tanto debo hacer? Pues es importante que sepamos, que existe un organismo público descentralizado, es El Instituto Mexicano de Propiedad Industrial o mejor conocido por sus siglas IMPI.

De conformidad con el artículo 88 de la LPI, se entiende por marca a todo signo visible que distingue productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado. El uso exclusivo de una marca se obtiene mediante su registro ante el IMPI.

Esta institución nos ofrece sus servicios como el permitir que el titular de un registro o solicitud de marca, aviso o nombre comercial pueda realizar el cambio de nombre o cambio de régimen jurídico. A través de los derechos de propiedad industrial se protegen dos grandes rubros de creaciones: Los Signos Distintivos, se protegen mediante las marcas, avisos y nombres comerciales y las denominaciones de origen, en tanto las invenciones se protegen mediante las patentes, y los registros de modelos de utilidad, de diseños industriales y esquemas de trazado de circuitos integrados.

El 27 de junio de 1991 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Ley de Fomento y Protección de la Propiedad Industrial, con el objetivo de perfeccionar las disposiciones normativas vigentes en ese momento, relacionadas al uso de indicaciones comerciales asociadas a la producción y distribución de bienes y servicios, así como a proteger de una mejor manera los intereses de los consumidores demandantes de calidad, para evitar la competencia desleal. La necesidad del Estado de emitir leyes que regulen el uso de las marcas, marcas colectivas, avisos y nombres comerciales en el mercado, obedece al hecho de que dichos signos brindan al producto o servicio una cierta reputación de calidad frente a los consumidores.

Los pasos para registrar una marca son sencillos, primero se debe seleccionar la clase con base en el clasificador, hay 45 clases donde se clasifican de la 1 a la 34 de productos y de la 35 a la 45 de servicios, después de hacer ese registro, se debe realizar una búsqueda fonética para supervisar que la marca no haya sido registrada de acuerdo con la ley de la propiedad industrial y sus posibles impedimentos. Otro de los pasos a seguir es la documentación, donde se debe llenar una solicitud para registrar los datos correspondientes, realizar el pago de impuestos para después presentar la solicitud a una oficina del IMPI el tiempo es de 6 meses para aprobación o negación de la solicitud y lo que procede es el Titulo el cual será enviado al domicilio al que se asienta en la documentación.

De conformidad con el artículo 95 de la Ley de la Propiedad Industrial, la vigencia de los derechos sobre la exclusividad de un signo distintivo es de diez años contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud, que podrá renovarse por periodos de la misma duración.

Sigamos informándonos, y así podremos crear más productos, brindar más servicios y todo fortaleciendo a nuestro país.