Por segunda ocasión consecutiva el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) negó el registro de José Luis “Chanito” Toledo Medina como candidato de la coalición “Por Quintana Roo al Frente” en el municipio de Benito Juárez (Cancún), manteniendo el argumento original de que no acreditó la residencia requerida por ley a pesar de que se entregó documentación suficiente para demostrar lo contrario.

En una decisión bastante cuestionable, los consejeros electorales determinaron rechazar nuevamente el registro de “Chanito”, debido a que –según ellos– en ningún momento se solicitó al PRD que subsanara la documentación para comprobar la residencia de su candidato, sino que se pidió sustituirlo y presentar un nuevo candidato en un plazo de cinco días, lo que no ocurrió.

En el nuevo acuerdo emitido el Instituto Electoral reconoce implícitamente que la coalición entregó pruebas de la residencia del candidato, las cuales fueron rechazadas con tozudez porque estas no llegaron a sus manos en los plazos estipulados inicialmente.

“No obstante la presentación de nuevos elementos probatorios como lo son los recibos de pago de la solicitud de las constancias de residencia y vecindad, este Instituto está impedido para realizar otra revisión, toda vez que los plazos establecidos se encuentran señalados dentro del artículo 280 de la Ley Local, de tal modo que violentarían los principios de legalidad y certeza, al soslayar el contenido del precepto citado, dada la extemporaneidad de los documentos ofertados por la Coalición”, señala el texto del acuerdo.

Por otra parte, también señalan que no pueden cambiar su “juicio de valor” con el que determinaron que el aspirante no cuenta con la residencia mínima de cinco años en el municipio cancunense, es decir, que aunque se comprobó lo contrario se mantuvieron en la misma línea para no quedar mal.

La terquedad del Ieqroo en negar el registro no causó mayor sorpresa en el PRD y PAN estatales, partidos que han manifestado su total respaldo a “Chanito” Toledo y que esperan que el Tribunal Electoral local, que tiene en sus manos la impugnación contra la irracional negativa del árbitro electoral, obligue a los consejeros a rectificar y realizar la inscripción formal del candidato.

Por lo pronto la telenovela del amor prohibido entre “Chanito” Toledo y la coalición oficialista se prolongará por varios capítulos más, pues el caso podría llegar hasta el Tribunal federal si la trama se sigue complicando en el patio caribeño.