La pesada deuda pública que tiene en jaque a las finanzas estatales para nada le ha pesado al Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, poder que tiene a su disposición un abultado presupuesto que causa envidia a los magistrados de los vecinos estados de Yucatán y Campeche, que tienen una bolsa de recursos muy inferior.

En 2018 se destinó un presupuesto de 645 millones 35 mil 576 pesos para el Poder Judicial quintanarroense con el pretexto de fortalecer la infraestructura para el nuevo sistema penal basado en la oralidad y la capacitación de jueces y magistrados.

En comparación, el Tribunal Superior de Campeche recibió apenas 302 millones 216 mil 316 pesos para su operación en 2018, cifra que es menos de la mitad de la que se erogó en Quintana Roo, mientras en Yucatán la bolsa presupuestal para el Poder Judicial fue de 540 millones 248 mil 22 pesos.

La diferencia entre las cifras llama la atención, ya que Yucatán supera por mucho en población a Quintana Roo y tiene que atender 106 municipios, aún así ejercieron 100 millones de pesos menos en mantener ese poder.

Pero las odiosas comparaciones no terminan allí. Con un presupuesto inferior, el estado de Yucatán es una de las entidades punteras en la implementación del nuevo sistema de justicia penal y de la oralidad, cerrando en la posición número 5 del ranking nacional en 2017, mientras que Quintana Roo, con muchos más recursos, quedó en el lejano lugar 21. Campeche es el peor de los estados peninsulares, colocado en la posición 30.    

                                   María Hadad, primera en solicitar el debate

La chetumaleña María Hadad Castillo –candidata a la alcaldía capitalina de la coalición encabezada por el PRI– manifestó por escrito al Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) su intención de debatir, siendo la primera candidata que solicitó el debate para arrebatar la iniciativa a sus cuatro adversarios.

El oficio fue entregado el pasado 18 de mayo a las 10.45 en la Oficialía de Partes del Instituto Electoral, cuyo portavoz confirmó que la candidata del PRI, Verde Ecologista y Nueva Alianza fue la primera en solicitar formalmente el debate.

En nuestra capital presenciamos una batalla muy competida entre cinco candidatos: María Hadad, Fernando Zelaya (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), Hernán Pastrana Pastrana (Morena y PT), Manuel Valencia Cardín (Encuentro Social) y Julio “Taquito”, candidato independiente.