Buscan tapar sus errores denunciando otros. Florestán

Por meses sostuve que la alianza PAN-PRD-MC viviría hasta que el candidato presidencial, Ricardo Anaya, la dividiera, lo que los suyos negaron.

—Es lo que tú quieres —me llegaron a mensajear y otras profundidades peores.

Pero se equivocaban, no era lo que yo quería, era lo inevitable. Pero embriagados de su proyecto de poder siguieron en una campaña que nunca levantó por las bajas que Anaya dejó en el camino de su plan presidencial. Y por eso partió al PAN, formó la alianza antinatura y se designó candidato.

Su fallida estrategia fue la de colocarse en segundo lugar, igual que la de José Antonio Meade, para desde ahí asaltar al puntero permanente, Andrés Manuel López Obrador, lo que no les funcionó, y los ataques que intercambiaron fortalecieron al tabasqueño.

Así, en las elecciones del 1 de julio la victoria del candidato de Morena fue total, tanto, que ni con la suma de los votos de sus contrincantes alcanzaba para empatarle, con lo que vino la debacle de los partidos.

El primero en reorganizarse y tomar una decisión fue el PRI: Meade se reunió con cuadros del partido, su equipo de campaña y dirigentes de provincia para agradecerles, al tiempo que se acordaba que René Juárez dejaría la presidencia del partido a Claudia Ruiz Massieu para ser coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro, y Miguel Osorio en el Senado.

Mientras tanto, en el PAN, ante el vacío de Anaya, se ha dado una lucha fratricida por la presidencia de sus despojos donde al menos siete han levantado la mano, sin programa y sin sus coordinadores legislativos.

Y peor, uno de los emblemáticos de Anaya —ausente desde el 1 de julio hasta ayer vía foto en redes—, su cercano coordinador en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, vino a acordarse el lunes que siempre estuvo en desacuerdo con la alianza, lo que nunca denunció, al contrario.

En el PRD, el pleito es por sus desechos. En la presidencial tuvo menos de 3 por ciento de la votación, y ahora los Chuchos denuncian la misma alianza que celebraron y acusan a Anaya de cometer errores de campaña, y en MC, Dante Delgado, que será senador, ya anunció que votará todo con Morena.

En esto acabó la malnacida alianza PAN-PRD-MC.

Y el viejo régimen de partidos.

Retales

1. RESTO. De los otros partidos, el Verde la libró al ir por la libre en varios distritos y en Chiapas; el PT, que había perdido el registro en 2015 y el gobierno lo salvó, es tercera fuerza en San Lázaro y cuarta en el Senado; el PES y el Panal desaparecen. Y así iremos a la intermedia de 2021 y a casi 20 gobiernos estatales;

OFENSIVA.El arzobispo primado de México, el cardenal Carlos Aguiar, ya siente el embate de los intereses y de los capellanes de los ricos. Lo conozco y sé que no lo van a doblar;

DERROCHE. A mí sí que no me puede contar el INE que se gastaron 56 millones 440 mil pesos en la realización de los tres debates presidenciales. A otro con ese cuento. ¿Pues qué hicieron…?

Nos vemos mañana, pero en privado

FACEBOOK