El gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, presentará este fin de semana entrante, específicamente el sábado 8 de septiembre su segundo informe de gobierno. Carlos Joaquín entre otras cosas más ha pasado a la historia del estado pues se convirtió en la primera persona en gobernar Quintana Roo emanado de fuerzas partidistas distintas al Partido Revolucionario Institucional. Para nosotros como periodistas y analistas políticos será interesante ver la  reacción de la ciudadanía frente a este informe de gobierno de un gobernador del PAN-PRD, lo que hasta ahora es inédito. El gobierno del Joaquín González ha tenido grandes aciertos en todos los sentidos contra muy pocos desaciertos los cuales son generados por algunos funcionarios que aun no se adaptan al ritmo de trabajo que ha aplicado el ejecutivo del estado.

Lo cierto es que ya se hizo el anuncio de que el mandatario estará presente en el Congreso del Estado para entregar la glosa de su informe así como para escuchar los posicionamientos de los partidos políticos representados en el propio recinto, después de ello se trasladara al Centro de Convenciones de Chetumal donde dará su mensaje de estos dos años a todos los quintanarroenses y donde se espera la presencia de gobernadores, diputados federales, senadores y miembros de lo que será el nuevo gabinete federal. Hoy, cualquier informe de gobierno debe ser un espacio propicio para la rendición de cuentas, para la interlocución entre gobernantes y gobernados. Lo cierto es que hay mucho que debatir sobre este segundo año de alternancia.

El gobernador se ha enfrentado a retos y desafíos significativos pero es menester reconocer que ha habido avances en unos rubros y áreas de oportunidad en otros. Ciertos sectores sociales opinan que el gobernador ha cumplido y quienes han quedado a deber son algunos de sus colaboradores; eso el tiempo lo dirá, lo real es que a pesar de tener incitadores y desestabilizadores Carlos Joaquín ha logrado conformar un equipo cercano y solido tal es el caso de Edgardo Díaz, Gerardo Ortega Otero, Manuel Alamilla Ceballos, Yohanet Torres Muñoz, Elvia Aguillon Moreno, Ana Isabel Vásquez entre otros.

Podemos hacer una rápida evaluación de la gestión de Carlos Joaquín, en estos dos años donde su administración ha logrado cambiar y superar muchos de los graves problemas y vicios heredados de la era de Roberto Borge Angulo.

La percepción ciudadana del gobernador es aceptable ya que logrado dialogar con los diversos sectores sociales, y ofrecer soluciones a una buena parte de los muchos planteamientos y demandas que se le han expuesto. Las audiencias ciudadanas que prometió se harían de manera constante lo ha cumplido escuchando de viva voz de la población sus inquietudes y tratando de ser posible de darle solución en ese momento. Hay que dejar claro que Carlos Joaquín González es un gobernador de pueblo, un gobernador que escucha y resuelve.