Un llamado a considerar un debate como método legal en esta lucha electoral por la presidencia del municipio capitalino de Quintana Roo, OPB, con un enfoque general de acciones donde se incluyan medidas para la promoción de la integridad de la administración municipal y el seguimiento de las políticas de progreso y bienestar para los othonenses, de lucha contra la corrupción e inseguridad. Además, esta lucha debe ser una acción que involucre los ámbitos político, público y privado.

Al menos, en lo que parece el debate capitalino de candidatos a presidente municipal de Othón P. Blanco es un riesgo nada agradable. Quizás al puntero Fernando “El Chino” Zelaya del concordato, PAN-PRD-MC le agrade participar y ocupar el podio asignado con la oportunidad para difundir sus propuestas al estar ante cámaras y micrófonos.

La guerrera priista, María Hadad Castillo, valientemente aceptó el debate -a ver qué se puede hacer-, porque quienes voten este 1 de julio quizás algunos hasta se den cuenta de que forma parte de un priismo a punto de desfallecer, andando todos amontonados y descontentos, aturdidos por el estropicio recibido en el pasado para hundirse en el letargo.

Manuel Valencia Cardín, candidato del PES, solito, entrará al debate dándole vueltas al trabajo que ostentó con los dos últimos gobernadores priistas, no es asunto que parezca convenirle, ni siquiera, con un desligamiento donde empañe sus propuestas, ocupará su lugar en el debate para recordar tiempos gratos cuando hubo sido diputado convergente presidente de la Gran Comisión en el Congreso del Estado, en el antaño.

También estará debatiendo el Candidato Independiente, Julio “Taquito” Velázquez Villegas, cuyos planteamiento es diferente a los otros cuatro, los que ordenadamente acuden a las manifestaciones convocadas en plazas y avenidas alrededor de una tarima rodeada de seguidores. -El debate tendrá de alguna utilidad de promoción para Julio “Taquito”.

Falta la decisión para entrarle al debate del candidato de Morena, Hernán Pastrana Pastrana.

Lo que contará en verdad cómo estuvieron las elecciones en el día domingo en la noche del 1 de julio cuando el Ieqroo informe las tendencias irreversibles del PREP oficial en el municipio Othón P. Blanco y el lunes 2 amanezca el nombre del Presidente Municipal y, por ende, los que se hubieren rechazado.

Traspiés en el arranque de campaña en BJ

Por encima de todos los credos, colores e ideologías, la irrupción con un golpe bajo en el arranque de la campaña para presidente municipal de Benito Juárez, es el virus que contaminó el proceso histórico 2018 y a las instituciones electorales locales.

En el sistema político fundamentado en la participación consciente de los ciudadanos en el quehacer del árbitro electoral, con la participación de los involucrados, donde reside la fuerza y la debilidad. Hay otros factores que incidieron en cortar la preminencia de la participación y, entre ellos, el Instituto Electoral de Quintana Roo, Ieqroo, que ha tomado el protagonismo desde la primera fase del proceso 2018.

En lo que pudo haber sido y no fue, con la posibilidad de asumir el Ieqroo como una institución de equilibrio legal, en lo electoral, donde es el conocimiento de lo que es justo e injusto, de lo que es bueno y lo que es malo, es decir, un principio de legalidad fundado en la razón, que es la base de la buena consciencia legal.

Por conjuras precedidas o seguidas de rabietas, todo se deprendió de la aplicación del acusador preponderantemente crítico y vengativo que se antepone y acusa. Ese es el origen de la genuina realidad de un militante que se rebeló en desmedro de su propia tribu perredista, Emiliano Vladimir Ramos Hernández que se querelló ante el Ieqroo con una impugnación contra su contrincante llamado a filas por su partido y aliados PAN y MC.

Cuando supo Emiliano Ramos que no era el bueno, impugnó con el parágrafo de la ley electoral local que marca 5 años de residencia, -lo que con documentos Ramos evidenció a “Chanito” como ciudadano solidaridarense. –Que desde que nació es playense, -dijo Ramos-, no es benitojuarense-, documentó ante el Ieqroo por lo cual no le dieron paso a su candidatura.

Inhabilitándolo a la par con lo arriba descrito, parecía un llamado premonitorio a evitar lo establecido por el Ieqroo para quitarle la candidatura a “Chanito” para el proceso electoral que se avecina e ipso facto, “Chanito” impugnó ante el Teqroo, primero y, luego, ante el Tepjf, con sede en Xalapa, los cuales también le negaron la candidatura.