Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Marcelo Jiménez Santos, director de Cultura Populares y coordinador en el estado de la beca del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc), dio a conocer que el pago de los beneficiarios del 2017 será hasta septiembre debido a que no hubo fondos locales para sufragar el costo.

Este apoyo tuvo que quedar listo el año pasado, sin embargo, de acuerdo con el entrevistado, no hubo fondos locales y el tema de la veda electoral retardó aún más el pago.

También te puede interesar: Vandalizan el patrimonio cultural de Chetumal

“En el caso de 2017, porque son fondos mixtos que se integran por la federación y el estado, pero por cuestiones que no conocemos con exactitud, las partes no depositaron el dinero y era del ejercicio fiscal 2017 y se les canceló el convenio (…) estamos esperando que se haga en este año, pero ya son de niveles federal y estatal”, comentó Jiménez Santos.

En Solidaridad son seis los beneficiarios de 23 en todo el estado. Con estas becas el gobierno apoya la realización de proyectos culturales, con montos de entre los 40 mil a 60 mil pesos.

Ahora con lo del cierre del ejercicio fiscal que el gobierno federal le urge entregar, no debe ser más allá de septiembre, pero eso depende de hacienda federal o el gobierno del estado que deposite sus recursos, en el fondo creado para ese propósito y les pagarían a los de este año también porque la idea es dejar listo todo”, agregó.

La convocatoria Pacyc cerró en este año el pasado mes de junio y fueron 107 propuestas de proyectos culturales que recibió el comité de la beca, el año pasado fueron 87. El veredicto de 2018 lo darán en agosto próximo.

Es un recurso que la parte federal aporta dependiendo el recurso de la parte local. Por ejemplo, si la parte local dice doy un millón, el gobierno federal aporta eso, la iniciativa más bien debe de venir de las entidades, es uno y uno… hasta ahora hemos bajado mucho porque en el sexenio pasado desapareció y hasta el 2016 volvió a aparecer”, mencionó.

Los beneficiarios de estos proyectos tienen que comprobar en qué gastaron los recursos otorgados por la federación y el estado.