Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Cada uno de sus lentos movimientos reflejan el ánimo y alegría por disfrutar los días y llevar una vida digna, Adriana Silva Mendoza, presidenta de la Asociación Mexicana de Parkinson, A.C. Unidad Chetumal, anuncia la realización de dos eventos en beneficio de las personas que, al igual que ella, padecen esa enfermedad crónico degenerativa.

Con cierto enojo, deja una pregunta en el aire... ¿qué se puede hacer para que los medios de comunicación volteen tantito la mirada y den la debida importancia a la labor altruista que muchas asociaciones civiles realizamos con el único objetivo de aportar nuestro grano de arena para que personas con diversas enfermedades, al igual que nosotros, tengan la oportunidad de llevar una vida más plena y digna?

También te puede interesar: ¡Ojo! Esta es la mejor “receta” contra la influenza

El próximo viernes 17, Miguel Machorro, licenciado en psicología, impartirá la conferencia “Cambia tus pensamientos, cambia tu realidad”, en el auditorio “Yuri Knoronosov” de la Universidad de Quintana Roo, a partir de las 6:00 de la tarde, dirigido al público en general; el costo del boleto es de 50 pesos.

Y el sábado 18, el taller de educación afectivo-sexual “Hablemos de sexo”, de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde, para personas mayores de 14 años, en el auditorio de la Clínica Carranza; el costo de la entrada es de 200 pesos.

Silva Mendoza, agregó que el dinero que se recaude en ambas actividades será para apoyar a un integrante de la asociación para que acuda a una terapia médica a la ciudad de Mérida, Yucatán, a quién se le apoyará con el pago de todos los gastos, desde el transporte, consulta, y alimentación, entre otros.

“Hace más de dos años que nuestro compañero no acude a consulta a la ciudad de Mérida, y se encuentra deteriorado en un 70%, requiere ese servicio de forma inmediata y no tenemos otra manera de solventar los gastos, más que con nuestras actividades”, dijo.

Ampac Unidad Chetumal, es un grupo de personas ocupadas en mejorar la calidad de vida de quienes padecen esa enfermedad neurodegenerativa, progresiva que los sorprende y asusta, por lo que se encuentran en desventaja y en vulnerabilidad, a través de terapias alternativas que complementan la terapia alópata que habitualmente llevan.