Raúl Caballero/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Excelente pitcheo del maestro Pablo Ortega y cuadrangular de Manny Ramírez, fue suficiente para que los Tigres de Quintana Roo vencieran 3-1 a los Guerreros de Oaxaca, en el segundo juego de la serie.

Los Guerreros atacaron en el amanecer del encuentro con una anotación, Adán Muñoz sacó a doña blanca por todo el jardín derecho para tomar ventaja 1-0.

También te puede interesar: Tigres gana el primero a Guerreros

Sin embargo el abridor de los felinos, Pablo Ortega, se concentró y no permitió mayor daño, fue un partido de rosquitas, con excelente poder defensivo de ambos equipos.

Tigres intentó empatar el juego pero el abridor oaxaqueño Irwin Delgado estuvo muy atento y dominando el poder felino, dejando en dos ocasiones corredores en los senderos.

El duelo de pitcheo fue extraordinario en cinco entradas, al abrir la sexta tanda los de Oaxaca cambiaron a su abridor y en su lugar llegó Lauro Ramírez.
En encargado de darle la bienvenida fue Jason Borgeois, quien detonó su poder con el madero volándose la barda por todo el jardín izquierdo para que los Tigres empataran las cosas 1-1. Después del jonrón Guerreros relevó a Ramírez y en su lugar llegó Federico Castañeda.

Las dos novenas estaban dando cátedra de poder defensivo y el juego se mantenía en el alambre en el séptimo episodio.

Pero en la parte baja del séptimo capítulo los Tigres atacaron al recién ingresado pitcher oaxaqueño, C.J. Retherford pega doblete al jardín izquierdo y la nueva contratación de los felinos Manny Rodríguez se destapó con su primer palo de vuelta entera con un compañero abordo para que Tigres tomara ventaja 3-1.

El serpentinero que se llevó la victoria fue Pablo Ortega, quien estuvo en la lomita siete entradas completas, aceptó cuatro hits, una carrera, regaló una base y ponchó a cinco enemigos.

El pitcher derrotado fue Federico Castañeda quien tuvo una labor de una entrada y un tercio, recibió cuatro hits, dos carreras y regaló dos bases.