Con la publicación dominguera en la página oficial de Morena donde postulan como sus candidatos al Senado a la cancunense Marybel Villegas Canché y al delegado estatal José Luis Pech Várguez en primera y segunda posición en la fórmula, la cartelera de la contienda por la Cámara Alta en el estado estaría definida, con estrecho margen para modificaciones de última hora.

Pech Várguez no debe echar las campanas al vuelo por la presión de los aliados PT y Encuentro Social, y ya no sorprende la frialdad con la que los morenos del Caribe recibieron la noticia que coloca a su despreciado timonel en la antesala de un escaño, aunque la batalla del primero de julio no será PAN comido.

Hablando de levadura electoral, en el Frente PAN-PRD-MC desde principios de año quedaron firmes las candidaturas de la panista Mayuli Martínez Simón y del perredista Julián Ricalde Magaña en primera y segunda posición.

Julián Ricalde ocupa el asiento del copiloto y corre el riesgo de quedarse sin lugar en el Senado en caso de que la fórmula quede en segundo lugar, es sin duda alguna el cuadro más competitivo del Frente, mientras que Mayuli Martínez nada más no levanta y en lugar de aportar votos sureños podría convertirse en un lastre.

En la esquina del PRI-PVEM-Panal el dirigente tricolor Raymundo King de la Rosa tendrá que batallar muy duro porque ocupa la segunda posición en la fórmula, ya que el sitio de privilegio fue asignado a Nueva Alianza, partido que le dio la espalda al Tricolor en el Congreso local, cerrándole el paso a la Gran Comisión del Congreso.

El Panal se negó a un canje con el PRI para lanzar a un cuadro competitivo y enviará a una de sus figuras femeninas, sin importar los ridículos porcentajes de votos que han aportado. Hay quien afirma que una posible carta de los turquesas es la decepcionante ex secretaria de Educación, Marisol Alamilla Betancourt.

Lo gratamente novedoso para la capital: la posible postulación de tres chetumaleños en la batalla por el Senado, uno en cada fórmula: el moreno José Luis Pech, la panista Mayuli Martínez Simón y el priista Raymundo King de la Rosa.

En otra zona de juego, sorprende la lentitud con la que el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) procesa las firmas de respaldo cosechadas por los dos precandidatos independientes a la alcaldía capitalina: Julio “Taquito” y el ex alcalde ex priista Andrés Ruiz Morcillo. El suspenso es injustificable y el desenlace dejará a un bando muy inconforme; esto es inevitable.