Redacción/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- Un joven conductor arrolló a un policía a fin de evitar que lo revisarán cuando estaba estacionado en la zona de bancos de la Supermanzana 20. Los elementos persiguieron al joven hasta un domicilio, donde dos mujeres impidieron su arresto.

La Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito informó que un elemento adscrito a esta corporación fue agredido por el automovilista por negarse a una inspección.

También te puede interesar: Múltiples hechos delictivos movilizan a la policía de Cancún

De acuerdo con el parte de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, el hecho ocurrió alrededor de las 17:50 horas de ayer, en la mencionada supermanzana, después de que el agente realizará dos rondides por la zona de bancos de la avenida Tulum, encontrando sospechoso que un vehículo Jeep permaneciera estacionado tanto tiempo en el mismo lugar.

Al acercarse al vehículo, el joven conductor aventó su unidad hacia la motocicleta del elemento y huyó de lugar. El agente pidió refuerzos y activó el Código Rojo, iniciaron con ello una persecución policíaca hasta la avenida Bonampak, donde el señalado descendió de su vehículo y entró a un domicilio ubicado en la calle Cerezas de la Supermanzana 2.

Cuando los elementos policíacos llegaron al lugar, dos mujeres impidieron que el joven fuera detenido, permitiendo que se quedara dentro de la casa, a pesar de la petición de los agentes. Ante estos hechos, las mujeres fueron detenidas por entorpecer la labor policial.

Según reveló el parte de la policía, los vecinos del domicilio en la calle Cerezas, dijeron a los uniformados que el joven es conocido en la zona por cometer desmanes, sin importarle el respeto a la ley.

Se lío a golpes

Alrededor de las 3 horas de ayer, el chofer de un Volkswagen Vento gris, placas H-19-ACU, se enfrentó a golpes a los policías que lo persiguieron, luego de que no obedeciera al alto que le señalaron en la Supermanzana 13.

La policía informó que el chofer circulaba de manera imprudente, por lo que se pidió que se detuviera, pero hizo caso omiso a la instrucción dada desde la patrulla, siendo perseguido hasta que se detuvo en la dirección señalada.

Sin embargo, al bajar de su vehículo, agredió a los policías, por lo que tuvo que ser sometido.