Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Quintana Roo.- Tres días le ha tomado a las autoridades ambientales inspeccionar los terrenos cercanos a “Palancar”, sin que hasta el momento se hayan dado resultados, acusó la ambientalista Guadalupe Álvarez Chulim de Azueta, luego de un recorrido por la zona en la que se ha talado mangle y palma chit, por lo que se hizo una denuncia ciudadana.

Aunque se pudo hacer contacto vía telefónica con personal de la Secretaría de Medio Ambiente (SEMA) del Estado de Quintana Roo, estos se negaron a dar informes sobre lo hallado en el terreno en el que se abrieron caminos sin contar con las autorizaciones ambientales.

También te puede interesar: Ayuntamiento carece de ‘armas’ para impedir tala de mangle

La ambientalista dijo que hizo la denuncia verbal el pasado 5 de junio directamente al gobernador de Quintana Roo, aprovechando su visita a la ínsula.Guadalupe Álvarez, presidente de la organización ambientalista Cielo, Tierra y Mar A.C., se quejó este fin de semana de la falta de compromiso de las autoridades ambientales para proceder y en su caso aplicar sanciones contra los responsables de la devastación de flora protegida en un predio a la altura del kilómetro 20 de la carretera costera sur.

"Devastación de flora protegida en un predio a la altura del kilómetro 20 de la carretera costera sur".

Ese mismo día Miguel Ángel Nadal Novelo, titular de la Procuraduría del Medio Ambiente del Estado de Quintana Roo, declaró a los representantes de este rotativo que se haría una inspección en el sitio y se coordinarían con las autoridades ambientales federales.

Álvarez Chulim reveló que el pasado jueves por la tarde se trasladó al sitio donde constató que aún se trabaja en ese terreno deforestado, pese a que las especies de flora en ese punto están protegidas por la NOM-059.

Lamentó que no se hayan colocado sellos para impedir la devastación.