Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- El espacio ampliado del panteón de Tulum no será suficiente y se debe procurar gestionar uno nuevo, dijo el padre de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, Enrique Flores Durán.

Leticia Barrios, vecina, comentó que la construcción de la barda fue lo mejor porque había robos y mucha basura. “Se dieron casos de saqueos, y hasta los floreros se llevan”.

Te puede interesar: Lucen colores y tradiciones en panteón y zona turística

Ya con esta ampliación en funcionamiento, dijo, se debe atender la necesidad de tener un nuevo espacio para los difuntos antes de que se convierta en un problema.

Carmen Robles comentó que ella acude al cementerio a visitar a su hija que falleció a los 16 años en un accidente en Oaxaca, de donde son originarios.“Vivimos en Tulum y aquí la trajimos”.

Ayer se llevó a cabo la misa para los fieles difuntos, a cargo del párroco Flores Durán, quien expuso que “es un día en el cual recordamos a aquellos que nos han antecedido en la eternidad y que esperan el apoyo de nuestras oraciones”.

Además de la presencia de familias o personas solitarias que acudieron a visitar a sus muertos, también se vieron eventualmente grupos de turistas, quienes acompañados de un guía recorrieron las tumbas y recibieron una breve explicación de las costumbres mexicanas de celebrar a los muertos.