Redacción
CHETUMAL, Q. Roo.- Felipe “N”, un señor de aproximadamente 50 años de edad fue ingresado de urgencia al Hospital General de Chetumal, tras haber caído sobre su brazo izquierdo por encontrarse en estado de ebriedad. Los hechos ocurrieron en el domo de la colonia Payo Obispo.

El afectado sufrió de fractura en el húmero (hueso que une el hombro con el codo) izquierdo, pero no fue hasta que se le pasaron los efectos del alcohol cuando se dio cuenta y pidió ayuda.

A las 11:58 de la mañana de ayer, paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) junto con la policía estatal, se enteraron de un accidente de tránsito ocurrido en la calle Chachalaca con Chablé, colonia Payo Obispo, donde una persona supuestamente sufrió una fractura.

También te puede interesar: Joven cae desde un quinto piso: está muy grave  

Acudieron al auxilio, pero aunque daban vuelta por la zona no lograban ubicar el incidente. Con ayuda de unas personas que se encontraban en el domo de dicha colonia, pudieron dar con el lesionado, que se encontraba en la parte posterior del lugar.

Los testigos aclararon que Felipe “N” sufrió el accidente desde la tarde del miércoles, pero al hallarse en estado de ebriedad no manifestó dolor hasta un día después cuando cesaron los efectos del alcohol. Personas que se encontraban cerca del lugar escucharon sus lamentos y solicitaron ayuda al número de emergencias 911.

Tras la revisión de rigor de los paramédicos, se informó que Felipe ‘N’, quien sufre de alcoholismo, presentó posible fractura o dislocación a la altura del codo del brazo izquierdo, en la coyuntura del cóndilo lateral, cúbito, radio y húmero, por lo que fue necesario  inmovilizar la extremidad y trasladarlo al Hospital General para su atención médica. Posteriormente  los estudios revelaron que sufrió fractura de húmero del brazo izquierdo y dicha lesión requería cirugía.

Vecinos del lugar dijeron conocer a don Felipe e informaron que por el alcoholismo perdió a su familia. Su adicción ha permanecido y al encontrarse sin hogar recurre al domo para resguardarse y pasar la noche.