Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dio a conocer que el hotel Tres Ríos, situado al norte de Playa del Carmen, busca ampliar su centro de hospedaje con la construcción de 56 palafitos en el mar.

Estas estructuras, de acuerdo a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), albergarán 168 cuartos que se distribuirán frente a los edificios del hotel, en cinco secciones. Para ello el promovente, denominado Ecoturísmo Tres Ríos, planea una inversión de aproximadamente 860 millones de pesos y que se le autorice un permiso, que le permita iniciar los trabajos en este mayo y finalizar en el mismo mes, pero de 2030.

También te puede interesar: Solicitan permiso para un complejo turístico en Holbox

Por el momento el particular no cuenta con los permisos, de acuerdo con el listado de proyectos emitidos por la Semarnat. Asimismo se informa, mediante la MIA, que serán 144 años que durará la gestión, lapso en la que se incluye operación y construcción.

El promovente justifica la edificación de los palafitos en el mar, bajo el argumento de seguir expandiendo la infraestructura hotelera en tierra firme, impacta cada vez más la flora y fauna de la región.

Octavio Martínez/SIPSE

“El desarrollo turístico en la región, trae consigo situaciones adversas ambientalmente, es por ello que el proyecto: 'Palafitos Ecoturístico Tres Ríos', busca la generación de un binomio que permita un proyecto que resuelva la demanda de infraestructura turística en la región, siendo a su vez ambientalmente sostenible, al tratarse de construcciones de bajo impacto, al estar apoyadas sobre pilotes en el mar, lo cual permite la continuidad del flujo marino y evita la afectación de zonas de cobertura forestal”, informa la MIA.

Este mismo promovente, busca también que se le autorice otra MIA, por medio del cual pueda construir una serie de canales para recuperar la cuenca hidrológica que hay en la zona donde se encuentra establecido el hotel Tres Ríos y a su vez se pueda preservar el humedal.