Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Pese a que en los últimos años ha revertido ligeramente la pérdida de la superficie con cobertura de manglar de acuerdo a la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), ambientalistas consideraron que las zonas urbanas, como el centro de Playa del Carmen, tienden a desgastarse cada vez más debido a actividades antropogénicas y el incumplimiento de las leyes.

Melina Soto, coordinadora para México en Healthy Reefs for Healthy People, indicó que si bien el mangle no es un área de estudio de su organización, sí han establecido contacto con otras que se enfocan en los humedales, y basados en estudios de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) se ha determinado que en los últimos cinco años se han acabado poco más de 200 hectáreas en el caso de Playa del Carmen.

También te puede interesar: Detectan de nuevo daño ambiental en Puerto Aventuras

Esa pérdida se dio en la zona urbana que concentra la actividad turística y económica, lo que ha desgatados los ambientes costeros, como lo han señalado ambientalistas como Aniceto Caamal Cocom y la organización Moce Yax Cuxtal que encabezan Laura Patiño y Guadalupe de la Rosa.

"Sé que el Ayuntamiento en la pasada administración los sancionó pero no ha pasado nada."

Parte de la pérdida de los humedales se da por las violaciones a las leyes, y en Playa del Carmen ha habido casos recientes que hasta la fecha no han sido castigados, lamentó Juan Carlos Beristáin Navarrete, político local y actual síndico municipal.

“Uno de esos casos es Grand Coral que lleva tres años rellenando el mangle y no hay quien lo detenga. Sé que el Ayuntamiento en la pasada administración los sancionó pero no ha pasado nada. Igualmente el Paradisus quitó el mangle y no pasa nada, pagan una multa –cuando la pagan- que para el gobierno es un ingreso que no sabemos a qué se destina y el medio ambiente sigue perdiéndose”, lamentó.

Entre Grand Coral y Paradisus juntaron cerca de 10 millones de pesos en multas, y en el caso del primer mencionado se constató en 2014 que hubo afectación a 8 mil 343 metros cuadrados de mangle lo que le valió una multa de 4.5 millones de pesos.

Pese a esa pérdida que se registra en las zonas urbanas, el reporte Manglares de México del 2015 reportó que Quintana Roo registró una cobertura de mangle de 129 mil 902 hectáreas, cuando en 2010 eran 128 mil 48, un incremento que se generó en zonas no urbanizadas y que incluso la Conabio cataloga como prioritarias y que se ubican en Cozumel, el corredor Puerto Morelos-Punta Maroma, Costa Maya, Sian Ka’an y Chacmuchuc, principalmente.

Lo anterior refleja una ligera recuperación a la pérdida que se registró anteriormente, pues en 1980 se tenían 137 mil 910 hectáreas de mangle en el estado, y para el 2005 se habían reducido a 130 mil 210.