Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Habían planeado durante semanas la mejor estrategia para contener el sargazo, pero este viernes cuando la ponen en práctica los vientos del norte ya habían mitigado el problema. Pese a ello el proyecto que se diseñó con una barrera de tres anillos para garantizar la limpieza de las playas sigue en pie pues hay 240 millones de pesos aprobados para esos fines, 11 de los cuales serán para Solidaridad.

Enrique Reséndiz Gallardo, director de operaciones de la empresa Ar-co, explicó ante los medios las características del proyecto. Etapa 1, acciones correctivas: la limpieza de las playas. Etapa 2, instalación de barreras. Etapa 3, contención de sargazo a 200 metros de la costa.

También te puede interesar: Temporada baja, traerá vacaciones forzadas para empleados

En presencia del secretario de Medio Ambiente, Alfredo Arellano Guillermo, el también ingeniero industrial hizo una demostración para aclarar los tecnicismos respecto a la primera fase llamada anillo uno. Con mangueras gigantes succionaron un poco de sargazo seco que habían dejado previamente en la playa, y después repitieron la acción estando en el agua, como si las algas hubieran llegado por la mañana a la playa.

El equipo de la empresa Ar-co debió tirar tres carretillas de sargazo al mar para hacer ese ejercicio, dado que no había rastro marrón que ha pintado en los últimos meses las playas de este destino turístico.

Sí se limpió por los trabajos propios del proyecto que estaban mostrando, pero especialmente porque desde el pasado miércoles soplan vientos del norte que modificaron las corrientes y alejaron las algas de las costas, como lo explicó José Gómez Burgos, pescador y secretario de la Cooperativa Turística del Mar Caribe.

Como no hubo sargazo en el mar, tampoco se hizo la demostración de la función de las barreras azules –segundo anillo- que se instalaron paralelas al mar a una distancia de cerca de 80 metros contados desde la costa, pero Enrique Reséndiz dibujó con las manos al aire lo que se pretende: que el sargazo se detenga ahí y luego arrastrarlo a la playa para ser succionado por las grandes mangueras conectadas a los camiones vactor.

También se podrá arrastrar a una plataforma llamada chalán que se pondrá a una distancia de 200 metros desde la costa. Esa plataforma con capacidad para 200 toneladas, que es el tercer anillo, estará equipada con un motor y una línea de succión para sacar el sargazo y distribuirlo en la cubierta del mismo equipo flotante.

La explicación de lo anterior se hizo a la antigua: con dibujitos, pues las empreas Ar-co y Dakatso, no tienen aún ese equipamiento. Sin embargo en una semana se debe concluir con la instalación de todas las herramientas.

De acuerdo a la proyección que presentó ante los medios de comunicación reunidos en la playa Fundadores, en el corazón turístico de Playa del Carmen, Alfredo Arellano indicó que todas estas acciones se llevarán a cabo en un lapso de tres meses más, pues se estima que incluso hasta octubre llegará más sargazo.

“Tenemos un horizonte de tres meses más a partir de esta fecha, estamos terminando en el mes de octubre (…) tenemos 240 millones de pesos y sobre esa línea estamos trabajando, en Solidaridad son de 11 millones de pesos; los municipios donde se inyectan más recursos es en Cancún, Puerto Morelos, Tulum y Othón P. Blanco”, informó el funcionario.