Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN.- Para disminuir los embotellamientos que se presentan en algunas zonas de la ciudad, Delia Rojas Tamariz, presidenta del Colegio de Arquitectos propuso que los semáforos se hagan de dos tiempos en lugar de cuatro, además de suprimir vueltas a la izquierda.

“Nosotros insistimos en que mucho tiene que ver la sincronización de los semáforos, porque como funcionan no es la manera más adecuada. Ya sugerimos que los puentes no sean de cuatro tiempos sino de dos y ya no se permita la vuelta a la izquierda, lo que facilitaría el tránsito, sobre  todo en los semáforos de la 24 y 38 y los de los puentes”, dijo.

Esas son alternativas que se han propuesto en las mesas de movilidad que se llevaron a cabo en semanas pasadas, pero que se han quedado en el tintero debido a que la actual administración que impulso cambios en las vías de comunicación está por salir.

También te puede interesar: Proyecto hotelero en Playa se va a consulta pública

Sin embargo, César Navarro Medina, regidor de Desarrollo Urbano, indicó que las propuestas se dejarán en el escritorio de la próxima administración para que les den continuidad, pues indicó que aunque la propuesta del Colegio de Arquitectos sería una opción para darle más fluidez a la circulación vehicular tampoco lo harán “al vapor “ porque se requiere de planeación.

Rojas Tamiz indicó que en algunos puntos ya existen calles aledañas o retornos que podrían resolver cómo retomar el camino en la dirección en que se suprimirían las vueltas a la izquierda, como el caso de los semáforos del bulevar Playa del Carmen en sus entronques con las avenida 34 y 38.

Otros puntos, como el cruce del Boulevard con avenida 28 de julio y el entronque con avenida Xcalacoco requerirá de mayor análisis pues aunque es más urgente aplicar una solución ahí, también la respuesta es más complicada debido a que no existe en la zona una manera fácil para sustituir el camino al suprimir la vuelta a la izquierda.

En la salida hacia Cancún se lleva a cabo el proceso de ampliación de la carretera a tres carriles, lo que ha ayudado a mitigar el tráfico en horas pico, y Navarro Medina calculó que esas obras acabarán antes que termine este año, pero dado que se ha incrementado el número de automóviles que transitan en la zona con la apertura de proyectos inmobiliarios y de vivienda el problema permanecerá.