Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q, Roo.- Con las modificaciones al Programa de Desarrollo Urbano (PDU) que se harán en 2018, las autoridades pretenden modificar los reglamentos de Construcción y de Ecología con el fin de crear leyes enfocadas a la preservación vegetal, pues el Diagnóstico del Arbolado Urbano de la Ciudad de Playa del Carmen reveló que el 80% de la superficie vegetal está en riesgo de desaparecer debido al desarrollo urbano.

“Hemos hecho algunos cálculos y lo que vemos es que de toda la vegetación que hay en el municipio solamente tenemos reservas de un 20% de la superficie vegetal, es decir que de cada 10 hectáreas ocho se van a desarrollar; ese total de lo que actualmente existe ya tiene dueño, y están esperando a realizar desarrollos en cualquier momento”, anunció Gustavo Maldonado Saldaña, regidor de la comisión de Ecología.

También te puede interesar: Devastan árboles con muchos años de antigüedad

Por ello, en conjunto con los gobiernos estatal y federal, y organizaciones como los colegios de Ingenieros, Arquitectos, Biólogos y organizaciones ambientalistas e instituciones académicas, entre otros, van a proponer alternativas para satisfacer por un lado la rentabilidad más alta posible a los inversionistas, sin que ello signifique la pérdida completa de la cobertura vegetal.

De acuerdo al director de Infraestructura, William Conrado Alarcón, la propuesta de modificación del PDU que se lanzó en noviembre pasado se enfoca en permitir edificios más altos, pero con las condicionantes que se conserven alrededor más áreas verdes “nativas”, es decir que los árboles no se talen como regularmente hacen los desarrolladores.

Maldonado Saldaña indicó que en enero, con fecha aún por definir, se llevará a cabo en la Universidad de Quintana (Uqroo) el primer tener taller enfocado en el análisis de las normas jurídicas que incidan en materia de arbolado y conservación vegetal, con lo que se iniciará este proceso de modificación.

La intención de las autoridades es que se incremente el nivel de cobertura vegetal a largo plazo aumentando alturas como se propone en el PDU, pero también permitiendo menos porcentaje de desplante de especies vegetales, de manera que de cada 10 hectáreas haya más de dos que se conserve, como está actualmente según el Diagnóstico del Arbolado Urbano que se realizó durante este año.

Estas alternativas que plantearon los funcionarios a nivel local se compaginarán con la reforma de materia de desarrollo urbano que se impulsa desde el gobierno estatal a través Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable (Sedetus) que dirige Carlos Ríos Castellanos, y que implicará también cambios en Ley de Asentamientos Humanos, la Ley de Fraccionamientos, la Ley de Régimen Condominal y la Ley de Vivienda todas del estado de Quintana Roo