Redacción / SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un cajero automático del banco Santander, ubicado en la Región 90, sobre la avenida prolongación Tulum, literalmente fue arrancado de su base ; incluso los ladrones dejaron herramienta que utilizaon para desprenderlo.

A las 6:50 horas se reportó al número de emergencia 911 el robo de un cajero automático , que se localizó en la Región 90, manzana 03, lote 01, donde se encontraban las instalaciones del sindicato del Ayuntamiento de Benito Juárez.

También te puede interesar:  Ejecutar un hombre en la colonia irregular Santa Cecilia

Los elementos de la patrulla 5994 de Seguridad Pública Municipal fueron los primeros en llegar al lugar de los hechos, acordonaron la zona y solicitaron la presencia del personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) a pesar de que era efectivo el reporte.

El informe policíaco señaló que se había robado el cajero automático de Santander, en donde forzaron la cerradura de la puerta lateral.

La máquina se desprendió del piso donde se encontraban empotrados, además los ladrones tenían algunas herramientas que funcionaban para arrancar el cajero.

En el lugar, los presuntos ladrones abandonaron algunas herramientas. (Foto: Redacción / SIPSE)

Al lugar llegó una pareja, que se identificaron como trabajadores del ayuntamiento, quienes señalaron a las policías que desconocían lo que habían sucedido , pero que tenían que estar en el lugar , pero también sabían que no podían trabajar .

El lugar no tenía cámaras de circuito cerrado, los peritos de la Fiscalía levantaron las herramientas que dejaron a los ladrones en su lugar, para ponerlas a disposición del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC).

 Otro hecho: 

Rescatar a los turistas de secuestro virtual

En el marco del Operativo Titán, en una acción coordinada Elementos de esta Policía Federal de la División de Investigación y Seguridad Regional, logro del  rescate de la C. María N. y el C. Jorge N. , ambos de nacionalidad mexicana.

De acuerdo con la información del boletín,  a través de un sitio virtual fueron sacados de un hotel  donde se encontraron hospedados y trasladados en un taxi a otro hotel de la zona, donde bajo amenazas les impedían salir o tener comunicación hacia el exterior.