Redacción/SIPSE
CHETUMAL.- Este jueves un policía ministerial el estado de ebriedad y a bordo de un vehículo oficial, se estrelló contra un poste de concreto en la colonia Jardines de Payo Obispo.

Del impacto, el elemento de seguridad causó que el poste cayera, además de múltiples daños al auto y caos vial.

El sujeto argumentó que estuvo bebiendo porque se peleó con su pareja y se encontraba deprimido. “Ella tuvo la culpa de que terminara así, no la vuelvo a buscar”, dijo.

También te puede interesar: Ejecutan a personas frente al bar Las Canoas

Fausto, de 34 años y elemento investigador de la Fiscalía General del Estado (FGE), fue cambiado recientemente de adscripción, es decir, de Playa del Carmen lo trasladaron a Chetumal, pero antes de llegar a la capital del Estado la pelea con su novia Rosalía lo alteró e impulsó al alcohol.

Los hechos ocurrieron a las 2:30 de la madrugada, mientras conducía el vehículo tipo Chevrolet Sonic blanco, placas UUD-042-D, propiedad de la FGE y sobre Insurgentes, casi con el cruce de Flor de Mayo.

De acuerdo con la investigación, el sujeto se “voló” un paso peatonal y perdió el control del volante, impactándose contra un poste del alumbrado público, al que derribó.

Datos preliminares indican que el policía estaba acompañado de una mujer y que tras el incidente se retiró del lugar. Fausto presuntamente se fracturó la mandíbula, sin embargo se negó a ir al hospital.

“No puedo hacer nada, mi pareja anda enfiestada en Playa del Carmen, ya iba a buscarla cuando sucedió el accidente. Una mujer decente no se pone a tomar cuando uno sale de comisión, ya no la vuelvo a buscar, por su culpa me pasó esto”, dijo Fausto.

El dueño de una llantera ubicada frente al sitio del choque señaló que un neumático que colocó en el poste para que ubicaran su negocio, ayudó a que el impacto no fuera mayor y amortiguó el golpe.