Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. ROO.- Un grupo de madres de familia se manifestaron en las instalaciones de salida del Aeropuerto Internacional de Cancún para pronunciarse contra la violencia de Estados Unidos que mantiene con los niños migrantes al separarlos de, estamos sensibles ante la situación de pérdidas de derechos de los migrantes desde el país de salida, hasta el país de llegada. 

"Sabemos que una de las formas es desechar mano de obra barata que además nos ven como personas criminales, por ello pedimos que el gobierno mexicano tenga una postura clara en esta manera de cómo Estados Unidos ha tratado a los niños migrantes", dijo Paola Alcazar, activista.

También te puede interesar: La tecnología ya es un derecho para niños y niñas

Con la manifestación esperan sensibilizar a turistas estadounidenses y decirles que en  México los reciben con los brazos abiertos y que en su país su presidente criminaliza a compañeros migrantes.

"Muchos han expresado que no quieren a un presidente fascista, que tiene políticas que dañan a los niños" y en eso coincide este grupo de activistas sociales,  pues aseguran que nunca se podrá reparar el daño de haberlos separado de su familia y que se les encierra como un animal en una jaula.

En redes sociales se ha mencionado que hay reportes de abusos contra menores de edad al ser detenidos por la patrulla fronteriza, por ello, las activistas trabajan en las redes sociales para convocar a mamás y papás para que se unan a la causa y manifiesten al unísono un ¡Ya basta! y apoyar desde el país a mejorar ofertas laborales para que que no busquen opciones en otros países que los criminalizan.

Niños migrantes son separados de sus padres ocasionándoles graves afectaciones psicoemocionales. (Foto: La opinión)

Tan solo de mayo a junio, van más de dos mil niños migrantes separados de sus padres, ante esta política migratoria Tolerancia Cero, algunos líderes empresariales criticaron la decisión del gobierno del presidente Donald Trump de separar a niños migrantes de sus padres, quienes son acusados de ingresar de forma ilegal a Estados Unidos y que además son criminalizados.

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que iba a donar dinero a los grupos que ayudan a las familias migrantes para que obtengan asesoría legal y servicios de traducción en la frontera. Pidió a otros hacer lo mismo.

El director general de Google, Sundar Pichai, tuiteó que las historias e imágenes sobre las familias migrantes eran “desgarradoras”.

ProPublica obtuvo una grabación en audio del interior de una instalación de la Patrulla Fronteriza en la que se escucha a los niños llorar mientras un agente bromea: “Aquí tenemos una orquesta”.

Muchos políticos estadounidenses critican la política de Trump pot separar a los niños de sus familias.

El desesperado llanto de diez niños centroamericanos, separados de sus padres un día de la semana pasada por las autoridades de inmigración en la frontera, es una escucha atroz. Muchos de ellos suenan como si estuvieran llorando tan fuerte que apenas pueden respirar. Gritan “mami” y “papá” una y otra vez, como si esas fueran las únicas palabras que conocen.

La voz de barítono de un agente de la Patrulla Fronteriza retumba por encima del llanto. “Bueno, aquí tenemos una orquesta,” bromea. “Faltaba el maestro”.

Muchos políticos estadounidenses critican la política de Trump pot separar a los niños de sus familias.

Entonces, una angustiada niña salvadoreña de seis años suplica repetidamente que alguien llame a su tía. Solo una llamada, ruega a cualquiera que la escuche. Dice que ha memorizado el número de teléfono y, en un momento dado, se lo recita de un tirón a un representante consular. “Y mi mami después que me venga a traer mi tía va a venir lo más pronto posible para irme con ella”, gimotea.