Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Representantes de asociaciones civiles buscarán apoyo del Congreso del Estado y el gobierno estatal para recuperar el predio La Rejita.

La señalización por parte del ejido de un enorme predio que permaneció abandonado más de 15 años, causó disgusto entre los bacalarenses, porque de manera conjunta con representantes de asociaciones civiles trabajaban en su recuperación.

También te puede interesar: Familias de Bacalar amenazan con invadir predios abandonados

Héctor Ic Rodríguez, presidente de la Unión de Asociaciones de Bacalar, consideró fuera de lugar la acción de los ejidatarios porque más de 17 años permaneció enmontado y abandonado.

Dijo que incluso, ese terreno generaba clima de inseguridad a los turistas que transitaban por esa zona y ahora que lo limpiaron y comenzaron un proyecto ecoturístico comunitario para la ciudadanía, llegan a reclamarlo.

Consideró que se le debe conceder a la ciudadanía que no cuenta con accesos libres para disfrutar de la Laguna de los Siete Colores, “es incongruente que los bacalarenses tengan que pagar una cuota para disfrutar de su maravilla natural que es envidia de miles de visitantes que llegan cada año al Pueblo Mágico”.

Enfatizó que ese fue el propósito que movilizó a la población para limpiar ese acceso, el cual nunca reclamó nadie, hasta ahora que se encuentra en condiciones de recreación, por lo que aseguró, no cederán en su empeño para que se regrese a la ciudanía y para ello tocarán las puertas que sean necesarias.

Filiberto Buitrón Hernández, presidente del comisariado ejidal de Bacalar, aseguró que no pretenden impedir el libre acceso de los bañistas, “porque somos parte del pueblo. Simplemente forma parte de las acciones de recuperación de nuestra propiedad que comprende 254 hectáreas y dentro de ese polígono se encuentra ese terreno”.

Recordó que hace más de 20 años fue concedido ese espacio para un centro de recreación para los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero lo abandonaron, después fue un jardín botánico e incluso lo ocupaban estudiantes del CREN de Bacalar, “en ningún momento hemos tratado de impedir el acceso”, recalcó.

En cuanto al destino del mismo, afirmó que será determinación de la asamblea ejidal, aunque eso tendrá que esperar a la resolución que dicte el juez por el litigio que llevan a cabo para la recuperación de sus predios.