Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- Para determinar el uso del Auditorio del Bienestar, la obra más cara de la administración de Roberto Borge Angulo, se destinarán nueve millones de pesos para un estudio de mecánica de suelo que estará listo en dos meses.

El estudio lo va a realizar la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y será entregado a la Secretaría de Infraestructura y Transporte  (Sintra), en el que determinarán la mecánica de suelo, escurrimientos, diseño de la vialidad que falta, el estudio estructural de acero, concreto, diseño estructural de muro, y aire acondicionado, geotecnia, la planta de tratamiento, y de una planta de electricidad, explicó William Conrado Alarcón, secretario de Infraestructura y Transporte.

También te puede interesar: Sintra abandona ‘elefante blanco’ de Borge

“Vamos a rescatar el auditorio con su uso inicial, de esa manera asegurar que pueden estar al mismo tiempo ocho mil personas”, mencionó el funcionario.

La CFE tiene una división de estudios y proyectos y estarán enviando a sus técnicos con los equipos para tomar las decisiones del auditorio, ya que no saben en dónde están las fallas.

La pasada administración inauguró la obra con un costo de 240 millones de pesos solo del edificio; sin embargo, la administración actual determinó que de acuerdo con un peritaje en materia de protección civil, no era seguro a ocuparse en eventos masivos, ya que no se contó con las licencias en materia ambiental, licencias de construcción y anuencia de protección civil municipal además de no cumplir con reglamentos de construcción.

La construcción del auditorio estuvo plagada de anomalías, pues se trata de un inmueble en
el que se invirtieron 240 millones de pesos, a pesar de que no reunía condiciones de seguridad
para eventos masivos. (Paola Chiomante/SIPSE)

La obra fue realizada por la empresa FDL Compañía Constructora S.A. de C.V. para dejar el primer auditorio con capacidad para 12 mil espectadores, 8 mil gradas en tres niveles y 4 mil butacas en el área desmontable de la parte inferior del inmueble, a base de estructura de acero y concreto y fachadas de aluminio y cristal.

Incluso se pensó utilizarlo para que fuera la sede del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad, pero ahora la idea de Sintra es rescatarlo ya que Cancún no tiene un auditorio.

Al tener listo el estudio vendrán las inversiones para arreglar el auditorio que ha estado abandonado y que en el mantenimiento del mismo se han gastado 170 mil pesos, de acuerdo con la Sintra.

Finalmente, Conrado Alarcón aseguró  que el inmueble será habilitado para que sea utilizado como sede de eventos relevantes, como originalmente fue planeado.