Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- Ante la proliferación de escuelas privadas en el último año, la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ) realizará la verificación de Reconocimientos de Validez Oficial de Estudios (Revoe) para garantizar que la inversión de las familias que inscriben en esos planteles a sus hijos rinda frutos con el otorgamiento de certificados y títulos de validez oficial.

“Tenemos que hacer visitas a estas escuelas en donde haya focos amarillos o rojos para invitarles a que obtengan su Revoe, apegados a la norma federal, pero domiciliado en Quintana Roo. No pueden operar así, y vamos a hacer énfasis en su regularización”, dijo Rafael Romero Mayo, subsecretario de Educación Media Superior y Superior.

También te puede interesar: Hay 10 escuelas más de Tiempo Completo en Q. Roo

En el seguimiento que se hará participará propiamente la SEQ como dependencia responsable, pero también el área legal y representantes del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Quintana Roo (Ifeqroo), pero el funcionario resaltó que también se hará una convocatoria para tramitar el Revoe, ya sea de nuevo ingreso o de refrendo.

Aunque están apenas en la contabilización de algunas escuelas que surgieron apenas hace unos meses, el fenómeno se ha dado especialmente en la zona norte del estado como un efecto del déficit que el sector público tiene, para garantizar espacios en el nivel medio superior, principalmente, y superior.

“Hemos detectado la apertura de nuevas escuelas (…) algunas escuelas aparecen y desaparecen y tenemos la obligación de ver que esas escuelas cumplan y se apeguen a la norma, pero tenemos el problema de que en los municipios obtienen primero su licencia de funcionamiento y luego pasa por la parte académica, pero ese proceso debe cambiarse para que primero tenga el Revoe y luego tener el trámite municipal, para que dé certeza a los estudiantes”, indicó.

Romero Mayo hizo un llamado a los padres de familia para asegurarse de que inscribieron o inscribirán a sus hijos en una escuela con Revoe vigente, preferentemente de Quintana Roo, pues de lo contrario le resta credibilidad y confianza a la institución.