Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Más de tres mil 200 estudiantes de Solidaridad pudieron disfrutar de la primera obra de divulgación científica “¿Quién soy?”, evento organizado por la Asamblea para la Cultura y la Democracia A.C. y DoubleDouble Performing Arts, en coordinación con el Gobierno de Solidaridad.

Durante el cierre de la primera etapa de esta puesta en escena, se informó que el objetivo de esta actividad es responder las inquietudes académicas de los estudiantes y promover la cultura de la paz entre los jóvenes quintanarroenses, informa un comunicado.

También te puede interesar: 'La familia de diez' hará de las suyas en Cancún

En el Teatro de la Ciudad, el proyecto “Arriba el telón” cerró su primera etapa con la participación de cinco escuelas secundarias, tres primarias, un grupo de la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya y público en general.

En la última función participaron estudiantes de la primaria “Rafael Kantún Chi” y de las secundarias “Edmundo Villalba” e “Ignacio Zaragoza”.

Otro evento

La exitosa obra de terror que se ha presentado por años en México, "La dama de negro", arribará a la ciudad para sacarle muchos sustos a los playenses.

La puesta en escena, que cuenta con las actuaciones de Odiseo Bichir y Rafael Perrin, así como con la producción de Antonio Calvo y Carlos Bracho, ofrecerá dos funciones en el Teatro de la Ciudad de Playa del Carmen.

La cita será el próximo 1 de marzo a las 17 y 19:30 horas, en el mencionado recinto. Los boletos los puedes adquirir en línea o en el teatro. Los precios van de los 280 hasta los 480 pesos. Recomiendan llegar unos 30 minutos antes.

En esta obra, serás testigo de los terribles eventos ocurridos a principios del siglo XX. Cada escena te adentrará en una atmósfera inglesa y te envolverá en acontecimientos impactantes que culminan en gritos terror y pavor.

La trama de la novela de Susan Hill, la cual fue adaptada para el teatro por Stephen Mallatratt, relata la historia de un joven abogado londinense (Arthur Kipps), quien se ve obligado a dejar a su hijo de tres años para viajar a Crythin Gifford, un pueblo en el que el tiempo parece haberse detenido.