Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La Policía Municipal detuvo a un sujeto que mantenía asolados a los bacalarenses con sus constantes robos de bicicletas, principalmente en el primer cuadro de la ciudad, después que fue identificado por una cámara de vigilancia.

Carlos Briceño Villagómez, director de la Policía Municipal Preventiva, informó que desde hace varios días andaban tras este sujeto, luego del reporte de sustracción de bicicletas; pero fue después de haber sido captado por una cámara de vigilancia que lo ubicaron y en cuestión de minutos fue acorralado y aprehendido.

También te puede interesar: Asaltan una tienda de Cozumel (video)

Dijo que como resultado del operativo que montaron, detuvieron a Sergio J.H., quien tenía en su poder dos bicicletas, cuyas características coincidían con las que habían sido reportadas como robadas, por lo que fueron aseguradas.

No obstante, el jefe policíaco señaló que al no existir flagrancia, se encuentra en la cárcel municipal por falta administrativa, que le permite salir en un lapso de 72 horas que se cumple este miércoles.

Indicó que ese lapso de tiempo, la Fiscalía del Ministerio Público cuenta con el tiempo suficiente para integrar su expediente, que se conformará con las denuncias que interpongan los afectados, aunque hasta la tarde de este martes no se había recibido ninguna denuncia ante el MP de Bacalar.

Vía redes sociales, varias personas se dijeron afectadas y manifestaron su temor que el delincuente sea liberado, porque hasta este martes no había sido turnado a la Fiscalía del Ministerio Público para el deslinde de responsabilidades.

Vecinos de la colonia Donaldo Colosio, pidieron acabar con los lotes baldíos que rodea sus viviendas, ya que mantiene intranquilidad en las familias, porque constantemente son ocupadas temporalmente por personas para ingerir bebidas embriagantes y drogarse.

Señalaron que no pueden enviar a sus hijos a la tienda o temen cuando regresan de la escuela puedan ser presa de algún delito por parte de los malvivientes que se refugian entre las ruinas de las viviendas.