Alejandro García/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Aunque no se sabe a ciencia cierta qué cantidad de sargazo pueda llegar en 2019, las autoridades harán previsiones con base en los meses que arribó este año, comentó Marisol Vanegas Pérez, titular de Sedetur.

La funcionaria explicó que el término de la temporada, en función de los años anteriores, se calcule que disminuya considerablemente el sargazo, a finales de septiembre y para octubre ya esté libre de esta alga marina, y esta información es la que se difundirá para que no afecte la temporada de diciembre, e insistió que a pesar de la presencia de esta alga no ha disminuido la afluencia turística.

También te puede interesar: Instalan las primeras barreras para detener el sargazo en Q. Roo

En contraparte, el sector hotelero señala que la presencia del sargazo si ha repercutido en la ocupación; incluso el grupo de anfitriones de Airbnb que también han tenido una baja en esta temporada de verano, en comparación a la anterior, aunque no saben a ciencia cierta si es a causa de la presencia del alga marina, la inseguridad o que cada día hay mayor competencia en este segmento.

Vanegas Pérez sostuvo que las nuevas proyecciones son más frescas y están basadas, no solamente en las imágenes satelitales, sino también en las consideraciones ambientales entre las que el factor principal para el recorte de la temporada de sargazo, “es el cambio en la temperatura del agua”.

“En el caso de los hoteleros han estado trabajando muy bien en cuanto a sus playas y podemos ver en el monitoreo que sacamos todas las mañanas que las playas de los hoteles (en estos días) están muy limpias, ellos participan con equipo y mucha gente de sus trabajadores”, aseguró.

Consideró que son muchos los factores que pudieran afectar la baja percibida por hoteleros, pero lo cierto es que los datos reportados presentan un incremento no sólo en ocupación, sino en número de pasajeros, turistas y derrama.

El sargazo es algo en lo que están trabajando y de allí que se hayan solicitado ya recursos al Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden), lo que significa que ya se tiene una declaratoria de emergencia y que si bien no se resalta, es para evitar que los mayoristas confunda la situación.