Benjamín Pat/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Comprar un auto en Cancún se ha convertido, no solo en un dolor de cabeza, sino también en un golpe a los bolsillos, sobre todo en el caso de la agencia Audi, donde no se hacen responsables de los desperfectos de las unidades.

Es el caso de Jesús C. M., quien recientemente compró una camioneta, cuyo costo, no bajaba de 500 mil pesos, sin embargo, a los pocos días registró problemas, por lo que fue ingresado para su reparación.

También te puede interesar: El "Apple Car" es una realidad y ya tiene fecha de salida

Sin embargo, tras varios días, la agencia ubicada en Cancún no se hizo responsable del costo de la pieza, por lo que el propietario del vehículo terminó por pagar el precio de la pieza que rebasó los 30 mil pesos. El afectado relató que tras la adquisición de la unidad salió de viaje, aunque se quedó a medio camino porque la camioneta ya no quiso avanzar.

A nivel federal, en lo que va del año, se han emitido cinco alertas, por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), por posibles fallas en vehículos relacionados con la marca Audi, en donde el compromiso es que la empresa se hace cargo de los gastos de corrección.

El usuario lamentó, que a pesar de los compromisos asumidos, ante la Profeco, la Agencia Audi de Cancún, no quiera hacer efectivas las disposiciones dictadas a nivel federal.
Algunas de las posibles fallas, que la propia marca, ha manifestado para algunos modelos tienen que ver con bomba del sistema de refrigeración, lo cual en algunos casos podría derivar en el inicio de fuego, en los vehículos A4, A5 Y A6, año 2012,2013 y 2014.

También posibles fallas en el sistema de frenos, derivado de posibles desviaciones de componentes de dicho sistema, que podría originar que la distancia de frenado aumente, en vehículos Q5, año 2018.

En todos los casos la marca y sus distribuidoras se han comprometido a que será sin costo alguno para los propietarios de las unidades, según las alertas publicadas en la página oficial de la Profeco.