Alejandra Galicia/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Por realizar prácticas abusivas a sus clientes, 286 empresas de Cancún fueron clausuradas este año, informó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Los establecimientos que más clausuras tuvieron fueron minisupers en diferentes regiones de la ciudad, además de las tiendas de abarrotes, restaurantes, tortillerías y carnicerías.

Este año, la Profeco revisó a dos mil 74 negocios, de los cuales mil 778 pasaron las revisiones de la dependencia en materia de etiquetado, normas y hasta básculas en el caso de las empresas que venden productos por kilo, mientras que a 286 establecimiento se les encontró anomalías y 10 negocios ni siquiera dejaron que la Procuraduría realiza una inspección.

También te puede interesar: Profeco: Gasolineras de Q. Roo pasan las pruebas (Video)

Entre las anomalías más frecuentes que ameritaron una suspensión a sus productos o hasta clausuras totales al negocio fueron por violar la Ley Federal del Consumidor, también por no exhibir los precios de sus artículos a los clientes y no cumplían con las Normas Oficiales Mexicanas (NOM). Las empresas sancionadas pagaron  multas que van entre 473 a un millón 513 mil 916 pesos. 

En caso de no estar satisfecho con algún producto o servicio adquirido por empresas establecidas en Cancún o cualquier parte del municipio, el usuario tiene la oportunidad de interponer una queja ante la Profeco en un horario de 8 a 15 horas de lunes a viernes. 

Los requisitos son llevar dos copias del ticket de compra donde se establezca fecha, productos y razón social de la empresa, además de dos copias una identificación oficial de la persona que interpondrá la queja, y en casos donde se requiere un cambio o devolución es posible llevar el producto. La dependencia apoyará en el proceso de conciliación con la empresa.

Aunado a las multas, empresas que no ofrecieron un servicio a sus clientes, se negaron a hacer efectiva una garantía en la compra de un producto o servicio, entre otras malas prácticas fueron denunciadas a través de una queja y se recaudó 110 millones 824 mil 352 mil pesos, de los cuales 34% se regresó a favor de los consumidores, equivalente a 38 millones 254 mil 619 pesos.