Agencia
Chetumal, Q. Roo.- Un tigre de bengala y un mono araña, que se encontraban en un domicilio ubicado en la Colonia Residencial del Caribe, en la capital, fueron asegurados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Personal de esta dependencia ejecutó una visita de inspección a la vivienda, en seguimiento a un reporte por la fuga del ejemplar de un felino ocurrida el 11 de diciembre del año pasado, y en atención a los reportes de vecinos por el temor de que el hecho se repitiera, informa un comunicado.

Los inspectores federales constataron que el tigre de bengala contaba con microchip de identificación, y se encontraba atado de una cadena metálica a una palma de coco que limitaba el libre desplazamiento o movilidad del ejemplar.

También te puede interesar: Profepa busca a responsable de matar a jaguar en Tulum

Además el animal no contaba con un área de resguardo o dormitorio de las condiciones climatológicas; mismas condiciones con las que contaba el mono araña. El propietario no acreditó contar con programa de manejo para los ejemplares, ni su registro ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Por ello y ante la falta de condiciones adecuadas para mantener a las especies de vida silvestre, fueron asegurados por la Procuraduría. El tigre fue trasladado bajo resguardo al “Gran santuario mexicano jaguar negro tigre blanco”, ubicado en la Ciudad de México, en donde estará bajo la supervisión de un veterinario especialista.

Mientas que el mono continúa bajo el depósito administrativo del visitado, hasta que se cuente con una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) o PIMVS, donde se le proporcione el espacio o área para su debido resguardo.

De acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre, este tipo de faltas pueden ser sancionadas con la imposición de una multa de 20 a 5 mil Unidades de Medida y Actualización vigentes en la Ciudad de México, además del decomiso de los ejemplares.