Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Niños de la escuela “Manuel Crescencio Rejón” participaron en la campaña ‘Alcohol y volante, peligro constante’, para concientizar a los conductores de no conducir luego de alcoholizarse. Los pequeños se ubicaron en la esquina que forman las avenidas Industrial y la Andrés Quintana Roo, aprovecharon el alto del semáforo para entregar folletos a los automovilistas y pedirles usar el cinturón de seguridad, además de no consumir bebidas embriagantes.

La actividad estuvo coordinada por la dirección de Tránsito Municipal, forma parte de una serie de acciones para concientizar a los conductores, enfocada al consumo de alcohol y el peligro de ir tras el volante bajo sus influjos.

También te puede interesar: Mejoran la movilidad urbana en Playa del Carmen

Los menores se las ingeniaron para pedir a los automovilistas que sean responsables al manejar, a gritos, con letreros, folletos y mantas, les hicieron llegar el mensaje.

“¡Señora no tome, eso es malo!… ¡señor, póngase el cinturón!… ¡Joven de la moto use el casco!... ¡Oiga cuando maneje no debe hablar por teléfono!... Gritaban los escolares desde la banqueta de la avenida Andrés Quintana Roo, mientras otros entregaban los folletos a los conductores que quedaban en el carril más cercano.

Rodrigo Alcázar Urrutia, director de Tránsito, explicó que es el primer plantel escolar con el que trabajan en esta campaña, pero el proyecto contempla por lo menos tres por mes.

Esta campaña no infracciona, solo concientiza, detalló el funcionario municipal, va de la mano con el proyecto de Escuelas de Vialidades Seguras, en las que imparten pláticas a los padres de familia, maestros y alumnos para que conozcan el comportamiento correcto del peatón y del conductor.

“A los niños que ya tomaron el taller les pedimos que nos ayuden a concientizar a los conductores, ellos no son autoridad pero oír a un niño causa pena, tiene mayor impacto a que un policía te lo diga porque existe la idea de que lo hace por molestar y no por salvar vida”, dijo Alcázar Urrutia.

Un club de motociclistas también ayudó en las actividades y cualquier grupo ciudadano que desee apoyar puede hacerlo, explicó el director de Tránsito.