Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.-  A partir de hoy, las más de ocho hectáreas que comprende el canal Nizuc, son una zona de refugio pesquero total permanente, por lo que no podrá realizarse ninguna actividad de pesca comercial, didáctica, de fomento deportivo-recreativa o de consumo doméstico sobre ninguna especie de flora y fauna acuática.

“Este acuerdo va a beneficiar a la conservación de las especies, y ayudará a evitar accidentes por los cordeles, redes y anzuelos de los pescadores del puente”; aunque perjudicará a un pequeño sector del turismo náutico que es la pesca de liberación para la pesca de mosca”, explicó Ricardo Muleiro López, empresario náutico en Cancún.

También te puede interesar: Autoridades van contra la pesca furtiva de escamas

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) y con base en la opinión del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) a partir de hoy y en cinco años determinará la permanencia, modificación o eliminación del refugio pesquero conforme a las evaluaciones realizadas en ese tiempo.

“Va a beneficiar a la conservación de las especies, aunque perjudicará a un pequeño sector”

A partir de hoy, todos los permisionarios, concesionarios, unidades de producción, capitanes o patrones de pesca, motoristas, operadores, técnicos, tripulantes y demás sujetos que realizan actividades de pesca en aguas de jurisdicción federal del canal mencionado, deberán sujetarse al acuerdo del refugio pesquero.

La Sociedad Cooperativa de Producción U-KIN Cancún,  con el apoyo de Comunidad y Biodiversidad, A. C. realizó los estudios para solicitar una zona de refugio pesquero total permanente, principalmente porque es un canal de comunicación entre dos áreas naturales protegidas: Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté y el Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc.