Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Autoridades estatales trabajan en la elaboración del protocolo de actuación en materia de bienes animales, con lo que se prevé atender las denuncias presentadas por casos de maltrato animal en la entidad.

Miguel Ángel Nadal Novelo, titular de la Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) en Quintana Roo, informó que actualmente tienen un avance del 50% y esperan concluir antes de finalizar el año.

Indicó que trabajan  junto con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y Fiscalía General del Estado (FGE).

También te puede interesar: Investigan muerte de nueve perros callejeros en Cancún

“En estos  momentos se encuentra en la fase del diseño de los cursos de capacitación que se impartirán a los elementos de la SSP y FGE, tal y como se realiza en la Ciudad de México. Precisamente, el modelo en el que trabajan es el vigente en la Ciudad de México, y se modifica para que pueda aplicarse de acuerdo con las leyes vigentes en Quintana Roo”, dijo.

Expresó que los primeros elementos en recibir la capacitación serán los de la SSP, por ser los primeros que atienden las denuncias o en varios de los casos, son las personas que visualizan o descubren algún hecho de maltrato animal, precisamente por la labor de vigilancia que realizan en las calles.

“Eventualmente continuaremos con los ministerios públicos, para que las denuncias que se presenten sean perfectamente bien encausadas y se puedan vincular a proceso”, comentó.

"Continuaremos con los ministerios públicos, para que las denuncias que se presenten sean perfectamente bien encausadas y se puedan vincular a proceso”

Nadal Novelo añadió que el protocolo busca que los posibles delitos puedan ser reportados a través del número de emergencias 911, pero se avanza paso a paso y hasta que ya esté concluido se dará a conocer a la ciudadanía para que sepa cómo hacer uso del mismo.

De acuerdo con estadísticas de la Vicefiscalía de la zona sur de la FGE, de 2014 a la fecha, se presentaron 15 denuncias por delitos contra el ambiente y fauna, de las cuales solamente, en 2015, una persona fue vinculada a proceso por matar de siete puñaladas a un perro de raza American Stanford.

En 2014 se registraron cuatro; en 2015 y en 2016, cuatro; en 2017, tres; y en lo que va de 2018, únicamente se ha presentado una denuncia por el delitos contra el ambiente y fauna.