Ernesto Neveu/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- El 2013 marca el inicio del proyecto de circuitos turísticos-arqueológicos, que involucrará de inicio los vestigios localizados en el Sur y Centro del estado y que ya están abiertos al público, en espera de llegar a acuerdos con el Centro INAH Quintana Roo para restaurar y poner en valor otros tantos más que ya están sujetos a trabajo de recuperación, declaró el subsecretario de Operación Turística de la Secretaría de Turismo en el estado, William Guerra Alpuche.

El funcionario recordó que, de entre las propuestas presentadas al jefe del Ejecutivo estatal, Roberto Borge Angulo, el mismo día en que inauguraron sus oficinas en un ala del Centro Internacional de Negocios y Convenciones, consideraron la conformación de recorridos o circuitos previamente estructurados para el turismo cultural, aprovechando el boom derivado del manejo publicitario que se dio a nivel mundial sobre las profecías mayas y el supuesto fin del mundo.

Sin embargo, Guerra Alpuche puntualizó que el arranque de tales proyectos tuvo que entrar en un breve compás de espera debido al relevo en el gobierno federal, pero que apenas inicie el 2013, retomarán con toda fuerza el proyecto que pudiera implicar una significativa mayor afluencia turística al centro y sur de Quintana Roo.

“Por supuesto que la apertura de nuevos sitios arqueológico, como el de Xcabal traería consigo un plus. Pero la idea es arrancar con lo que ya contamos, en todo caso mejorar las condiciones de los accesos a los monumentos históricos e, incluso, hasta modernizarlas, y atender también las áreas de servicio, en las que hay aplicados recursos tripartitas”, aseveró.

El subsecretario de Turismo recordó que, si bien las áreas de servicio son construidas con participación de la federación, estado y municipio, las tierras son ejidales, por lo que son precisamente los ejidatarios quienes operan las áreas de servicio, tal y como sucede en Chacchoben y Kohunlich, por ejemplo.

Dentro del proyecto de circuitos de turismo cultural están incluidos cursos enfocados a Chetumal y Bacalar para que la gente esté preparada una vez que comience la afluencia de turismo en este nicho específico, además de la capacitación a guías de turistas, de los que hay pocos en el sur, pero que se integrarían con los que operan en la Riviera Maya y Cancún que, en suma, representan mil 600 guías registrados en el padrón oficial que tienen capacidad y permiso para trabajar en todo el estado.

“El propósito es generar siempre nuevos productos y, en este caso, el Gobierno del estado ha mantenido permanente contacto con el INAH para, de manera conjunta, buscar recursos que permitan abrir nuevos sitios arqueológicos al público y dotarlos de toda la infraestructura necesaria de acceso y servicios”, dijo el entrevistado, quien insistió en que los primeros resultados podrían darse a conocer durante el 2013.