Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Los ambientalistas de Tulum no hicieron aportaciones a la consulta pública que abrió la Semarnat por el proyecto La Calma, ubicado a un costado del Santuario de la Tortuga Marina Xcacel. Xavier Peralta Casares, a cargo de la Contraloría Ciudadana, indicó que dejaron que la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (Sema) sea la que presente propuestas.

También te puede interesar: Cruceros cancelan su llegada a la isla de Cozumel por 'Alberto'

El proyecto, que al finalizar tendría más de 500 habitaciones, ha generado interés de grupos ambientalistas de fuera. Dijo que a la Red Tulum Sostenible se le encargó hacer la crítica al estudio de impacto ambiental que presentaron los promoventes de este proyecto. “Nos unimos a todos los grupos de ambientalistas que están dispuestos a no permitir que este tipo de proyectos se lleven a cabo en detrimento del medio ambiente”, dijo.

El cuidado del santuario de tortugas es importante y debe ser protegido en todo momento, indicó. Respecto a convertir esa área natural de carácter estatal en una zona bajo protección federal, dijo no tener conocimiento de cuáles sean los beneficios de transformarla como pretenden algunos grupos ambientalistas.

“Si se torna una zona protegida por el gobierno federal, puede estar mejor atendida”. “El problema es que no se ponen de acuerdo los niveles de gobierno.

Cuando la autoridad actúa como en el Parque Nacional Tulum, el gobierno municipal y estatal luego permiten que se hagan construcciones donde no se debe y mientras no haya un común acuerdo en los tres niveles para ser más estrictos en la aplicación de la norma, seguirán las irregularidades”, añadió.