Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Las autoridades municipales presentaron el proyecto de la plazoleta artesanal que se construirá en el primer cuadro de la ciudad, para ofrecer un espacio a los artesanos y turistas.

Alexander Zetina Aguiluz, presidente municipal de Bacalar, señaló que aunque ya existe un proyecto definido que se llevará a cabo con la Secretaría de Turismo, requieren del punto de vista de los habitantes porque es para su beneficio, por lo que convocó a una consulta sobre el proyecto.

También te puede interesar: Impulsan arte cancunense en festival cultural

Dijo que será un espacio moderno que contará con servicios sanitarios, espacio amplio para que los artesanos del municipio y de otros puntos del estado expongan sus productos, módulo de información turística, áreas verdes, fuente danzante como el que existe en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, entre otros que motivará mayor afluencia turística.

Dicha plazoleta estará ubicada contra esquina del parque “Remigio Rosado”, donde actualmente se encuentran las oficinas del Juez de Paz y la cárcel municipal, un antiguo edificio que data de hace más de 50 años, el cual presenta un riesgo para quienes lo ocupan, por lo que será demolido.

Omar Govea Hernández, director de proyectos de Infraestructura Turística de la Secretaría de Turismo estatal, señaló en su oportunidad, que la obra tendrá una inversión aproximada a los siete millones de pesos en superficie de 400 metros cuadrados y contemplará una explanada cultural, fuente lúdica, espacios de servicio y venta de artesanías, área gastronómica, iluminación y mobiliario urbano, señalética, cubierta con estructura y lonaria, entre otros.

Nicanor Piña Ugalde, presidente del comité Bacalar Pueblo Mágico, destacó que será una obra que brindará una mejor fisonomía al primer cuadro de la ciudad y dará mayor vida al centro histórico, porque contará con un área para la realización de eventos culturales.

Al evento acudieron los representantes de la Asociación de Prestadores de Servicios Náuticos, de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, de Pueblos Mágicos, de la sociedad civil, empresarios de los distintos sectores productivos, ejidatarios y ciudadanía en general, que presentaron algunas observaciones.