Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- En la parte norte de Playa del Carmen, el promovente Desarrollo Inmobiliario Latakia, S.A. de C.V., busca realizar un proceso de recuperación de playas mediante la colocación barreras geotextiles.

De acuerdo con lo que se expone en el Manifiesto de Impacto Ambiental emitido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en dicha zona se carece del recurso natural debido a la erosión que ha mermado el flujo de arena.

También te puede interesar: Programa de recuperación de playas se activará el próximo año

A través del documento se informa que se pretenden recuperar los arenales que están frente al predio denominado “El Mandarín”. Asimismo se detalla que se colocarán rompeolas de geotextiles, rehabilitación de duna a lo largo de 138 metros lineales en la zona mencionada y vertimiento de arena en un área de alrededor de cuatro mil metros cuadrados.

La arena será extraída de dos zonas aprovechables, ubicadas en el área marina y su acomodo será de manera gradual, para que sea coherente con el relieve del sitio. Para estos trabajos se utilizarán bombas eléctricas sumergibles operadas por buzos, se menciona en la información.

“En esta zona, que se extiende desde la orilla de la playa hasta centenares de metros dentro del mar, cuando se presentan fuertes marejadas, se puede observar una gran masa de agua turbia de color café oscuro, producto de la suspensión de las partículas orgánicas, lo que afecta el valor escénico y recreativo de las playas en esta zona”, se explica por medio del Manifiesto de Impacto Ambiental.

No obstante, ambientalistas locales comentaron que estos proyectos sólo benefician de manera particular, más no de forma conjunta al ecosistema. De acuerdo con Laura Patiño Esquivel, presidenta de la asociación ecologista Moce Yax Cuxtal, se ha detectado que la erosión se acentúa en sitios alejados del lugar donde se realizó la recuperación.

Aún falta que la Semarnat apruebe un resolutivo de autorización, por lo que se espera que en las próximas semanas el proyecto sea sometido a una consulta pública, según los lineamientos de la dependencia.