Raúl Balam/SIPSE
KANTUNILKÍN, Q. Roo.- Los problemas internos en el ejido de Kantunilkín, podrían frenar el avance de los trabajos de la recuperación del polígono dos que abarca 21 mil 960 hectáreas y de la desincorporación de las 20 mil hectáreas con proyecto de venta destacó el presidente del comisariado, Manuel de Jesús Cauich Oxte.

Entrevistado ayer en las oficinas, reconoció que hay un grupo de ejidatarios encabezados por Isidro Chuc Sima, que siempre están en contra de los proyectos que frenaría en gran medida para que las familias tengan una mejor calidad de vida.

También te puede interesar: Ejidatarios piden pago de contraprestación de predio

Dijo que a toda costa pretenden actualmente solicitar los contratos de los convenios firmados y les fue negado porque en la asamblea nunca la aprobó ese grupo y podría generar inconformidad con la mayoría de los labriegos.

Por su parte, Chuc Sima, quien también fue directivo ejidal, afirmó que como dueños de las tierras tienen todo el derecho de saber el contenido del documento para analizarla, ya que temen que puedan ser víctimas de fraude como sucedió con los ejidos de Holbox y San Ángel con anexo Chiquilá.

Afirmó que desconoce por qué tanto hermetismo en relación al convenio, ya que si todo es legal sólo tendrán que esperar que concluya los trabajos.