Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) avaló tres proyectos en zonas frágiles: Holbox y Bacalar para hoteles y condominios.

En el caso de Bacalar aprobó el proyecto denominado “Mi Casa Tu Casa” que contará con seis habitaciones distribuidas en tres módulos, zona de spa, estacionamiento, lavandería y adicionalmente una alberca en una superficie de mil 771 metros cuadrados.

También te puede interesar: Pretenden rescatar este año el proyecto de la mega escultura

El siguiente está denominado hotel Bacalar 777, que tendría una inversión de siete millones 642 mil 753 pesos y sería para las obras de recepción, administración, tienda de souvenirs, caseta de vigilancia, ropería o lavandería, mantenimiento, almacén, cuarto de máquinas, 2 suits, 6 habitaciones estándar, jacuzzi, SPA, temazcal, cisterna y caminos internos.

En el caso de Holbox es el proyecto “Casa Vacacional Hobox”, en el que plantean una vivienda unifamiliar de uso vacacional de dos recámaras con baño propio cada una, un área social conformada por sala, cocina y comedor, así como dos terrazas y un patio que se integran a la vegetación del lugar que estaría frente al mar.

Las desarrolladoras deben optar por construir de manera sustentable y para ello Amigos de Sian Ka'an cuenta con dos manuales de buenas prácticas de construcción para hoteles grandes y otro para pequeños, así como uno de buenas prácticas, mencionó Gonzalo Merediz Alonso, director de la organización.

“Con esto las empresas conocen si el diseño que van a construir mitiga el impacto ambiental y con eso las observaciones para aprobar proyectos es menor”, agregó.

En el caso de Amigos de Sian Ka'an está blindado con el programa de manejo y permite una densidad máxima de 800 cuartos de hotel, aunque en el caso de Holbox aún falta que cuente con los instrumentos que regulen el sitio al igual que Bacalar que están buscando que sea denominada Área Natural Protegida (ANP).

Está la ley general de equilibrio ecológico  y de vida silvestre que permite a la Semarnat evaluar los impactos generales en las zonas que no cuentan con los programas de manejo.