Raúl Caballero/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Bravía reacción de Tigres de Quintana Roo en la parte baja del quinto episodio de cuatro anotaciones, fue sufiente para superar 8-7 a Pericos de Puebla en el segundo juego de la serie.

Los Pericos de Puebla comenzaron la voz de ataque en la parte alta del segundo rollo. RIcky Rodríguez saca doblete por el jardín derecho y con el imparable al izquierdo de Michael Crouse, manda a la goma a Rodríguez con la carrera de la quiniela para el 1-0.

También te puede interesar: Con blanqueada, Tigres toma ventaja en serie contra Pericos

Pero la respuesta fue inmediata de los Tigres, Ramón R. Ramírez se embasó en bola ocupada y con el doblete de Rolando Acosta llega quieto a home para empatar las cosas 1-1. Y con el cuadrangular de vuelta entera de Francisco Córdoba, los felinos tomaban ventaja 3-1.

Pero los poblanos no bajaron la guardia y en la parte alta del quinto episodio respuesta respondieron con dos anotaciones. Oscar Sanay llega al plato en bola ocupada y posteriormente con imparable de Alberto Carreón, Daniel Sánchez llega quieto al plato para emparejar las cosas 3-3.

En el mismo rollo los Tigres recuperaron su ventaja, con casa llena Brian Hernández conecta doblete por el jardín derecho y mando a tierra prometida a Francisco Córdoba, Manuel Orduno y Carlos Alberto Gastelum para poner la pizarra 6-3.

Pero el ataque siguió y C.J. Retherford saca imparable por todo el jardín izquierdo para mandar al plato a Brian Hernández y poner el score 7-3.

Pericos ya no aguantó a su abridor Romario Gil y lo sustituyó por Sasagi Sánchez, por el lado felino también cambiaron de picher Alberto Leyva sustituyó a Jesse Estrada.

En la parte baja del octavo inning, los Tigres tuvieron casa llena con un out y con fly al izquierdo de Carlos Alberto Gastelum anota Angel Erro la octava carrera para poner las cosas 8-3.

Pero Pericos no se dejó y consiguió cuatro carreras en la alta del noveno rollo y a punto estuvo de empatar el juego. Al final la victoria felina 8-7.

El serpentinero que se llevó la victoria fue Jesse Estrada, quien estuvo en la lomita por espacio de seis entradas completas, aceptó seis imparables, tres carreras, regaló dos bases y no ponchó a ninguno.

El pitcher que se llevó la derrota fue Romario Gil, quien estuvo en la loma de las responsabilidades por espacio de cuatro entradas y un tercio, aceptó ocho hits, siete carreras, no regaló base y ponchó a cuatro enemigos.