Ángel Villegas/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De repente aparece una ‘oleada azul’ en el campo de golf del Hotel Moon Palace que presagia un encuentro amistoso entre la Sub 17 del Inter Playa del Carmen y las Chivas Rayadas del Guadalajara. Pero no, no es exactamente así.

El ‘pastor’ del ‘Rebaño Sagrado’, Matías Almeyda, ordena un entrenamiento dividido en cuatro circuitos que incluyen control y conducción de balón, salida a velocidad para recuperarlo, mecanizaciones con remate a gol y recorridos individuales para tapar la salida del rival en dos contra uno.

También te puede interesar: Alanis se preparara para sumarse a la Chivas en Cancún

Para ello, requirió como ‘sparrings’ a los quintanarroenses, quienes tuvieron el privilegio de codearse ni más ni menos que con el primer equipo del más popular de México, en el inicio de la segunda parte de su pretemporada en este destino turístico.

Los chicos escuchan atentos cada una de las indicaciones que reciben de ‘Mati’, su ‘entrenador por un día’. “‘Apriétalo, no lo dejes’”, le gritaba a uno de ellos cuando trataba de quitarse la pegajosa marca de Isaac ‘Conejo’ Brizuela.

En esta dinámica, también intervinieron cuatro elementos de la Sub 20 de Cracks del Futuro (Christian e Irán Méndez, Julián Galicia y Jonathan Villanueva) encabezados por su entrenador, Ismael Medina. Al final, los muchachos del ‘Chostomo’ no desaprovecharon la ocasión para tomarse la clásica foto del recuerdo, con Almeyda.

La práctica, con duración de casi tres horas, en medio de un intenso calor, propició el esperado regreso de Oswaldo Alanís, ausente en la primera etapa por arreglar detalles de su contrato con el alto mando tapatío.