Daniel Pacheco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q, Roo.- A 5 años de su inauguración, el 21 de diciembre del mítico 2012, el llamado “Portal Maya” presenta una severa corrosión, aberturas en los puntos de ensamble y soldaduras expuestas, según exhibieron trabajadores de la zona del parque Fundadores de Playa del Carmen.

A pesar de las condiciones en las que se encuentra, actualmente no existe certeza sobre cuál es la dependencia municipal, estatal o federal responsable de darle mantenimiento a la estructura, además que se desconoce quién debe realizar evaluaciones de riesgos por las cuarteaduras de la escultura de 60 toneladas y si existen recursos públicos etiquetados para ello.

También te puede interesar: Playa del Carmen alcanzará el 95% de ocupación hotelera

“Yo me acuerdo que si vino el autor en 2013 a dar un mantenimiento, pero de ahí en adelante no se ha dado que yo recuerde. Digo, la cosa es prevenir, ¿No?” dijo Artemio Hernández, quien labora en ventas en los alrededores del parque Fundadores desde hace casi una década. 

Al respecto Yolanda Álvarez Banderas, directora municipal de Servicios Públicos, indicó que en el proceso de Entrega-Recepción de la dependencia no se etiquetó que le tendrían que dar mantenimiento a la escultura, por lo que inicio un proceso de rastreo en los documentos que están archivados, con el objetivo de verificar si le corresponde a Oficialía Mayor o a la oficina a su cargo.

Más tarde, Ernesto Santiago Martínez Cuellar, director del Instituto Municipal de la Cultura y las Artes de Solidaridad (IMCAS), informó que el monumento todavía pertenece al ayuntamiento ya que todavía no está considerado como patrimonio de la dependencia a su cargo, por lo que la Oficial Mayor, Samaria Angulo Sala, daría la información pertinente sobre ello en próximas fechas.

Por su parte Orlando Muñoz Gómez, titular de la coordinación de Protección Civil en Solidaridad, reconoció desconocer las condiciones físicas y estructurales de la escultura, por lo que se solicitará al Colegio de Ingenieros un “estudio de memoria de cálculo” para conocer los riesgos que pudiera representar.

Esta obra, que fuera realizada por el escultor de Guanajuato José Arturo Tavares Padilla (recién fallecido hace unas semanas), durante el gobierno de Filiberto Martínez Méndez a nivel municipal y de Roberto Borge Angulo en el estatal, fue criticada de forma dura en 2013 por parte de verificadores de arte de CONACULTA y el INBA, quienes lo calificaron como un "exagerado bodrio" que no representaba la cultura maya.

“No hay estética escultórica. No tiene un estudio escultórico, anatómico, ni cultural. No hay tema ni argumento. Aparecen turistas, el hombre atado a las mujeres; está la soldadura al descubierto. No hay un estudio del aire, del movimiento que debería tener”, señalaba Rosa María Espínola, quien en ese entonces representó a dichas dependencias se la Cultura y las Artes a nivel nacional, según archivos periodístico.