Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los primeros minutos de ayer murió José Alonso N, de 36 años, de oficio herrero, uno de los cinco heridos que trasladaron paramédicos de la Cruz Roja al Hospital General, luego de un ataque armado a un domicilio de la Región 230.

El personal del hospital dio aviso a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que tomara conocimiento de los hechos y realizara el levantamiento del cuerpo. A la una de la madrugada se presentaron peritos de la Fiscalía para realizaron el levantamiento de José Alonso N, quien registró siete orificios de bala en diferentes partes del cuerpo.

También te puede interesar: Ataque de sicarios deja seis baleados en la Región 230

El sujeto tenía tatuajes en ambas piernas: en forma de corazón, fuego y un duende; una corona; una calavera y un rostro, y en ambos brazos y espalda tenía tatuajes sin forma.

Los otros lesionados que se encuentran hospitalizados son A.C.D., R.I.M.E., J.L.P., y E.J.C., de los cuales no se les ha lograron entrevista debido a que su estado de salud se considera como grave.

La Fiscalía informó que solo uno de los dos jóvenes que murieron en el lugar de los hechos ha sido identificado por familiares como T.C.C., su cuerpo fue entregado en mismo día de los hechos, pero un par de horas después.

En el domicilio donde se registraron los hechos se reunían todos los fines de semana para ingerir bebidas alcohólicas y droga, según refirieron vecinos de la zona.

Hace algunos meses el mismo domicilio, ubicado en la Región 230 manzana 23 lote 22, había sufrido un atentado, pero en esa ocasión no hubo lesionados, al parecer fue una advertencia.

Por estos hechos, la Fiscalía General del Estado (FGE) inició la carpeta de investigación 453/2018 por el delito de homicidio. Los hechos se registraron cerca de las 19 horas, cuando cuatro sujeto, a bordo de una camioneta, Xtrail, disparó contra un grupo de sujetos, en el lugar murieron dos y cinco fueron trasladados al Hospital General.