Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El Barzón Nacional,  el de Quintana Roo  y de cada representación federativa  están en la espera de una respuesta del jurídico nacional del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) para darle solución a la cartera vencida de 25 mil viviendas amparadas por esta organización.

En la entidad existen 1,400 casas con este problema, de no dar una solución antes de que inicie el periodo de campañas electorales cerrarán los bancos y las oficinas del infonavit como protesta por la esclavitud financiera a la que someten al empleado, resaltó Carmen Patricia Palma dirigente estatal del Barzón en Quintana Roo.

De no haber negociaciones con el Infonavit en cualquier momento se dará marcha a la protesta de cerrar las oficinas de esta dependencia y de los bancos, porque de las 1,400 viviendas en cartera vencida en el estado muchas de estas familias ya tienen llamados de que deben desalojar su patrimonio para que la dependencia los tomé y vuelva a vender.

También te puede interesar: 'El Chalpa' utilizó predio municipal para eventos

El Barzón está luchando que esta cartera vencida se pueda renegociar y cambien los lineamientos de Infonavit, los trabajadores no pueden pagar su patrimonio porque les ofrecen un crédito a pagar por 20 años con tasas de interés de Unidades de Inversión, Salarios mínimos y altos intereses de no pagar en tiempo y forma.

Carmen Patricia Palma resaltó “Si el infonavit te da un crédito de 300 mil pesos y lo pagas a 20 años, con estas unidades de medición mencionadas que  imponen, terminas pagando más de un millón de pesos, realmente no existe una ayuda por parte del gobierno para lograr un patrimonio,  ¡es una esclavitud!”.

La organización social, El Barzón cuenta con 27 años apoyando las carteras vencidas de vivienda en el país y ante la defensa de los mexicanos en su economía y su patrimonio. El Barzón surge el 13 de diciembre de 1994, participa en el desarrollo económico y social del país y cuenta con un observatorio de estudios económicos e impacto social.

La barzonista estatal resaltó que en Quintana Roo, se ha enfocado mucho en el tema de la vivienda porque en la zona norte del estado las inmobiliarias violentan los derechos humanos de las personas al vender casas tan pequeñas de 39 metros cuadrados y el barzón cuenta con estudios sociales sobre el gran daño social que les provocan a las familias mexicanas.