Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- La Inversión Extranjera Directa (IED) en Quintana Roo se desplomó en un 47% durante el primer trimestre de este año, en comparación con el mismo período de 2017, reveló la Secretaría de Economía (SE).

Mientras que, de enero a marzo del año pasado, la entidad recibió 143.7 millones de dólares por concepto de IED, durante los primeros tres meses de 2018 la cifra se colocó en apenas 76.2 millones, una reducción de 67.5 millones, según las cifras preliminares.

También te puede interesar: Destinan 'pequeña' inversión a proyectos turísticos del sur

De manera global, el estado captó durante el primer trimestre 46.8 millones de dólares por concepto de nuevas inversiones; 57 millones de reinversión de capitales; mientras que las cuentas entre compañías fueron de (-) 27.6 millones de dólares.

“Las cuentas entre compañías son las transacciones originadas por deudas entre sociedades mexicanas con IED en su capital social y otras empresas relacionadas, residentes en el exterior”, explicó la dependencia federal.

Estados Unidos y España continúan siendo los dos principales países que invierten en Quintana Roo, aunque el monto de capital económico que trajeron a la entidad se redujo, comparado con las inversiones realizadas durante el primer trimestre de 2017.

De acuerdo con las estadísticas, el primero se ubicó en 31 millones contra 58.1 millones del año pasado; en el caso de España, la cifra pasó de 54 millones, el año pasado, a sólo 29.6 millones en 2018.

Los otros dos países de importancia, en materia de IED, son Canadá y el Reino Unido que reportaron 6.6 millones y 2.1 millones, respectivamente.

Argentina, Brasil, Colombia, Francia, Italia, Japón, Polonia, Portugal, Suecia, Suiza, Uruguay y Venezuela también trajeron inversión a Quintana Roo, arriba de 100 mil dólares pero menor a un millón.

El rubro de servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas captó la mayor parte de la IED, con un balance de 32 millones, principalmente, en lo que respecta a departamentos y casas amuebladas con servicios de hotelería, además de los hoteles con servicios integrados.