Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Al término de la administración del ex gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, dejó una deuda de 450 millones de pesos que corresponden a pagos de viviendas y créditos que los maestros habían realizado, mismos que solucionó la ex titular de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), Marisol Alamilla Betancourt, quien dejó el cargo el pasado 18 de enero del presente año, pero salen a la luz más problemas que ahora enfrenta Ana Isabel Vázquez Jiménez: garantizar el primer año de preescolar, fortalecer las redes de apoyo, acompañamiento de docentes y alumnos, así como mejorar el desempeño de los alumnos en materia académica, problemas que destacó el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa (ICRE), al colocar a Quintana Roo en el lugar 21, más abajo que en el estudio de 2016, cuando ocupó el puesto 17.

También te puede interesar: Q. Roo promedia 7.5 al finalizar ciclo escolar

En entrevista para Novedades Quintana Roo la titular de la SEQ habla de cómo les hacen frente.

¿Cómo interpreta el resultado del estudio realizado por la asociación Mexicanos Primero, en el que Quintana Roo está ubicado en el lugar 21 de 31 a nivel nacional?
Tenemos un desafío muy grande, pero no solo Quintana Roo, sino todo el país, no es consuelo, pero si es un referente tenerlo muy claro. Es una evaluación un poco más amplia o con más espectros de información que solo Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), o Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que son instrumentos estandarizados que evalúan a una muestra, el ICRE también no alcanza a evaluar todo el sistema educativo, pero si tiene seis componentes que nos ayudan mucho, aprendizaje, permanencia, personas o figuras educativas, las relaciones y procesos, infraestructura y condiciones, y la red de apoyo que es muy importante, sin duda no estamos tan bien posicionados.

¿A qué le atribuyen un mal desempeño en el componente de aprendizaje, uno de los tres reprobados en el ICRE?
A grandes rasgos, el desafío es muy grande, salimos si no por debajo de la media, por la media nacional. ¿Qué nos dice? Que hay que apostarle. Me llama la atención que el ICRE también considera la cobertura, que es uno de los temas que nos tiene más ocupado, y no podemos tener calidad educativa si no están todos nuestros chicos en el aula, esa ha sido finalmente una decisión del gobierno del estado, incorporar a todos, incluyendo aquellos que están mal, y que pueden ser migrantes, que vienen con deficiencias, que si nosotros decidiéramos solo calidad, tendríamos que dejar afuera a muchos chicos, pero no, decidimos cobertura, y estamos todos adentro del barco, y no queremos dejar a ningún niño y ningún joven sin educación.

¿Cuáles son las estrategias que contemplan para contrarrestar estos indicadores en el área educativa?
Estamos haciendo un proyecto que vamos a anunciar, espero en un mes aproximadamente, es una estrategia que se llama el observatorio de educación, básicamente se trata de recopilar información y darle sentido, los indicadores que tenemos están aislados, y lo que queremos es empezar a hacer esta correlación. Vamos a ver los que están muy bien, los chicos que se van a concursos nacionales, promedios elevados, ganadores, los que llevan proyectos a nivel nacional. ¿Quiénes son? ¿De qué planteles? ¿De qué zonas? ¿Quiénes son sus papás? ¿Qué comen?, y contrastados con los que están al otro lado de la polaridad, y entonces empezar a hacer correlaciones. ¿Qué hace que un estudiante sea buen estudiante? Es el mismo modelo educativo, el mismo programa, pero es un profesor diferente, es una escuela diferente, contexto diferente, y sin duda, tendrá una familia diferente, ahí haremos el cruce de información.


Desde administraciones anteriores en preescolar no existe el primer grado, ¿Qué medidas pretenden tomar para contrarrestar esa situación o cómo han afrontado esta situación?
Sí, actualmente educación inicial asume el primer grado de preescolar, ahora hay un programa con la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeso). Ahora no puedo abrir más preescolares este ciclo escolar, estamos en cambio de gobierno federal, y esto implicaría hacer todo un planteamiento, es aquí donde entraron, las estancias infantiles, instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), o el sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), quienes fortalecen ese primer año de preescolar desde allá, y nosotros asegurarnos que tengamos los suficientes espacios de preescolar desde segundo año, esta colaboración es muy importante porque ahí se cimentan las bases, no del aprendizaje, sino de la socialización, comenzar a estar ya en la vida académica. La tarea de la SEQ en estas instancias es supervisar que ese primer año tenga todas las características.

¿Cómo fortalecer el nivel de permanencia de los alumnos en los planteles educativos, para evitar que el índice de deserción aumente?
Cada nivel tienes sus características para la permanencia, sin duda la educación básica está ligada al tema económico, pero también el apego e identificación de los padres de familia, que éstos cuiden a sus hijos, tener evaluaciones de camino, lo que traducimos como saber si alguien tiene problemas de aprendizaje e intervenir antes de que repruebe. También es deber de nosotros asegurarnos que las becas lleguen a quienes tienen que llegar, que sea el monto adecuado, y en ese sentido el gobierno del estado ha hecho un esfuerzo importante, destinando varios millones de pesos. El programa de útiles y uniformes escolares, hoy lo estamos ya evaluando para saber si de verdad le pegó a ese indicador, ¿Qué queremos averiguar? Sí a ese niño que le enviamos útiles y uniformes no se fueron, porque ese podía haber sido un riesgo, porque a lo mejor no tenía dinero para los útiles y por eso pudieron dejar de ir a la escuela en el pasado.
En educación media superior, que ya es obligatorio, están las alternativas “Prepa en Línea”, que quizá está más dirigido a quién son autodidactas, tienen poco tiempo, más edad y ya está trabajando; “Prepa abierta” que plantea una serie de asesorías; y el proyecto lanzado el ciclo escolar anterior en el Colegio de Bachilleres, la “Prepa semi-escolarizada Bachilleres”, que para este año pretendemos ampliar la cobertura en planteles.

¿Cuáles son las proyecciones a futuro desde su trinchera?
Mucho trabajo, los retos son muchos, y grandes, la prioridad para este año, está focalizada en tres puntos, cerrar con una estrategia muy puntual en todos los niveles dos cosas, desarrollo de habilidades de lenguaje, lectoescritura, que es la base; pensamiento lógico-matemático, y la participación de los padres de familia para la reconstrucción del tejido social.